La adicción a la pornografía: ¿eres adicto al porno?

La “adicción a la pornografía” una verdadera adicción

Adicción a la pornografíaEn los últimos años la pornografía se ha convertido en algo común. Según varias encuestas, la pornografía tiene gran aceptación entre las parejas.

Sin embargo, la adicción a la pornografía y a las películas “XXX” existe y puede ser peligroso, no sólo para la persona en cuestión, sino también para los que le rodean.

Esta adicción afecta a 14 millones de estadounidenses y el 9% de usuarios de Internet según Patrick Carnac, fundador de la Asociación Americana de Sexo Adictos Anónimos.

Prueba de ello es la proliferación de sitio web dedicado a la adicción a la pornografía y ofrecen soluciones sencillas para salir adelante.

Soy adicto a la pornografía: consecuencias de la adicción a la pornografia

“La adicción a la pornografía es el hecho de que ser un fan del porno y no poder prescindir de su consumo. Deja de estar motivado por el placer o la curiosidad, y pasa a una forma de necesidad física o psicológica”, escribe el autor de” pornodependance.com “, un sitio web dedicado al tema.

Hablar de su adicción con su entorno o consultar a un especialista puede ser útil. Aprender a controlar sus impulsos también es posible, centrándose en un objetivo específico. Para luchar contra la “adicción a la pornografía”, tanto en la mente y como el cuerpo, el sitio “stopporn.fr” propone recuperar el control de nuestra sexualidad así como el de todo su cuerpo.

Las dietas o deportes permiten establecer metas para encontrar el sabor del esfuerzo y el rendimiento que no sea a través de una imagen distorsionada de la sexualidad. “Mirando hacia atrás, me doy cuenta de que el deporte sirve para eliminar mi exceso de energía, crea una buena imagen de mí y convierte mis pensamientos en objetivos que lograr”, dice Brice, un ex adicto a películas “XXX”.

Para encontrar su libertad sexual se sugiere un cambio de hábitos tecnológicos. Instale barreras en su ordenador personal, asuma que no tiene navegador de Internet y no instale cualquier aplicación en su Smartphone.

Existen cuatro momentos de debilidad en la que la adicción a la pornografía puede resurgir a gran velocidad: la soledad, la depresión, la fatiga, el aburrimiento. Enemigos a evitar para no ser esclavo de una industria que genera casi el 40% del tráfico mundial de Internet.

Existe síntomas a la adicción al porno… ¿es una enfermedad?

Adicción al pornoPor la década de 1990, los investigadores estadounidenses habían puesto en marcha los primeros estudios sobre la adicción y el consumo nocivo de la pornografía. Pero no fue hasta la década de 2000, en la primera conferencia mundial, que se reúne la comunidad científica en torno al tema.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

La “adicción a la pornografía” no se define como una adicción todavía. Incluso no hay criterios cuantificables para realizar un diagnóstico.

En la actualidad la pornografía es más aceptada por la sociedad pero nos olvidamos de que también es una industria violenta y adictiva. Además, la pornografía “deja una falsa imagen de las mujeres, los hombres y el sexo”. Además, un consumo excesivo de pornografía puede llevar a la adicción y aislamiento social.

Con la pornografía las personas pueden desarrollar una necesidad de masturbarse sin sentir una onza de placer. Porque esta adicción también modifica la noción de deseo, desde una simple disminución de la libido hasta la incapacidad imaginar sin antes ver un video o una imagen que sea sexualmente estimulante.

Adicción al porno: tratamientos

La adicción a la pornografía, sobre todo gracias a la libre accesibilidad de este tipo de contenidos en Internet, es uno de los nuevos males del siglo XXI. Aquí veremos las diferentes formas de tratamiento a este tipo de comportamiento adictivo.

¿Cómo superar la adiccion a la pornografía?

La adicción a la pornografía a menudo se descubre por un tercero, cónyuge, amigos, familia, etc. La cantidad de evidencias que deja el adicto a la pornografía es una forma inconsciente de pedir ayuda.

La adicción a la pornografía es un tema mediático, por esa razón las personas que lo tienen deben ser tratadas cuidadosamente. Se debe solicitar ayuda a profesionales calificados en este tipo de trastornos adictivos. Para superar este problema, el reconocimiento de la adicción sexual es un paso hacia la curación.

No hay píldoras mágicas, pero las drogas que reducen la ansiedad y el estrés a veces se recetan para ayudar al paciente que quiere salir de su problema de adicción a la pornografía.

¿Cuáles son los diferentes pasos para los adictos al porno?

Adictos al pornoEl paso clave es el reconocimiento de la patología adictiva por el propio sujeto, y no sólo por las personas de su entorno. El abandono de la negación y la aceptación de la frustración son la base del tratamiento.

El sexo es la “cama” de todos los impulsos de la vida y la muerte que habita en el ser humano porque es necesario para la conciliación de la vida. El apaciguamiento de esta necesidad tiene que venir de un objeto externo y no al revés.

Se debe apoyar a los adictos a la pornografía para que puedan ganar salud sexual y logren un equilibrio emocional que les permita tener un pensamiento más analítico.

En primera instancia, los especialistas en este tipo de trastornos ofrecen a cada paciente una terapia singular para que puedan encontrar el camino que los llevará a un mejor conocimiento de su realidad. Después se les da tiempo para que encuentren equilibrio emocional.

Se observa que los adictos sexuales a menudo no cruzan el umbral de su realidad porque están en la negación y tienen dificultad para aceptar la dependencia y alienación. Sin embargo, experimentan sufrimiento físico, lo que de alguna manera les favorece pues eso le ayudará a aceptar las consecuencias nocivas de su adicción.

Tratamiento para adictos a la pornografia

Un paso importante para la recuperación es que el adicto reciba atención de su familia, amigos, compañeros de trabajo, etc. Esto obliga al sujeto a un aumento de la socialización progresiva ayudándolo a superar el aislamiento.

El reconocimiento de la adicción es crucial, pues así el adicto entenderá que necesita un terapeuta. Sea un profesional independiente o de algún centro de tratamiento de adicciones. Sea cual sea la elección del paciente, debe tener confianza en superar su adicción. Una vez tomada la decisión, el paciente tendrá que analizar el contexto de su vida y encontrar una terapia acorde a sus necesidades.

La dificultad de la abstinencia debe ser comunicada al paciente así como otros sucesos propios de una terapia, como son las recaídas. Todo esto antes de participar en la terapia que ha elegido. Es imprescindible que el adicto tenga una relación de confianza con su terapeuta, de esa manera se sentirá bien con el tratamiento al que será sometido.

La mentira debe ser prohibida en la terapia: el adicto tienen la obligación de contar como va su adicción, lo que consume a diario, las cosas que le provocan, etc. Debe hacerlo con toda confianza sin sentir culpa o vergüenza.

Hablar con el terapeuta de manera abierta y sincera sobre lo que está sucediendo con su cuerpo es esencial para el éxito del tratamiento contra esta adicción. El paciente le debe decir que tan incontrolable es su comportamiento sexual, si tiene pérdida de placer, dolor psicológico, físico, etc. Es un largo camino.

¿Hay investigaciones en curso para encontrar otros tratamientos?

Aunque no existe un consenso sobre el concepto de la adicción, el resurgimiento de los trastornos adictivos se ha convertido en un verdadero motivo de preocupación y empieza a movilizar a los laboratorios.

Hay un incremento neto en el número de personas y, sobre todo, la población es más joven. Por tanto, la prevención es esencial. Se debe informar sobre los riesgos del consumo excesivo de pornografía para crear conciencia sobre el riesgo de este tipo de comportamiento.

¿Hay que tomar el problema en su origen y prohibir la pornografía?

La pornografía en internet en parte ha sido responsable de cambiar el significado del acto sexual y su propósito en la existencia del individuo.

Si bien al navegar en internet se puede dar inicio a la curiosidad por el sexo también puede ser un medio de reemplazo para el sexo real. La computadora se convierte en una solución para quienes tienen dificultades para invertir tiempo en una relación o tienen baja autoestima y terminan desarrollando una dependencia. Al final, pierden el verdadero sentido de la conducta sexual.

Todos los que están “en riesgo” de adicción debe mantener vigilancia de por vida. La sociedad de consumo y el requisito de rendimiento sexual son en parte responsables de este trastorno. En internet hay varios sitios que alientan el ingreso a páginas porno por varias razones pero no dicen porque no hacerlo.

Cuándo se es adicto al sexo ya no se es libre. Si bien los problemas existenciales pueden conducir a un hombre a cometer excesos, esto no parece ser importante para que se modifiquen los contenidos de internet. Puede ser fácil redefinir lo que es adictivo o no pero no es fácil que un hombre deje sus adicciones.

Hoy en día, con la virtual eliminación de las normas sexuales, todo es permitido, incluso crear un desequilibrio y promover la adicción, incluyendo la sexual.

Test para evaluar si usted es adicto al porno

Adicto al porno1 / ¿Usted navega regularmente revistas o libros pornográficos? (imágenes o texto)
2 / ¿Suele ver videos X en casa o en las tiendas de sexo?
3 / ¿Se ha suscrito a un foro o una charla en una web orientada al sexo?
4 / ¿Cuando siente las ganas de masturbarse, no se puede resistir?
5 / ¿Si te resiste, se pone nervioso o irritable a su entorno?
6 / ¿Justo antes de cumplir este deseo, se excita y siente emocionado?
7 / ¿Se pasa horas navegando por internet en sitios web XXX?
8 / ¿Cuanto más tiempo pasa, más se hunde en lo sórdido y degradante?
9 / ¿Después de conseguir satisfacerse experimenta una especie de fatiga?
10 / ¿A veces siente culpa o vergüenza?
11 / ¿Acortas sus tardes con los amigos para ir a casa y satisfacer sus deseos?
12 / ¿A veces se levanta en la noche o temprano en la mañana para navegar en sitios XXX?
13 / ¿Su entorno desconoce su comportamiento en torno a las web XXX?
14 / Si tiene pareja, ¿tienen falta de comunicación?
15 / ¿Su pareja deja de atraerle sexualmente y no como antes solía hacerlo?
16 / ¿Si usted es soltero, tiene problemas para comenzar una relación emocional?
17 / ¿Suele masturbarse varias veces a la semana o incluso al día?
18 / ¿Se ha decidido varias veces a dejar de usar material pornográfico pero ha sido en vano?
19 / ¿Se ha prometido detener este tipo de prácticas (masturbación) y luego traiciona sus promesas?
20 / ¿No sabe cómo hacer para poner fin a estos hábitos compulsivos?

Resultados: ¿eres adicto al porno?

• Si usted respondió SI a menos de 5 puntos, no es un adicto al porno, así que deje de sentirse culpable pero permanezca vigilante.

• Si usted respondió SI a más de 7 puntos, se está convirtiendo porno-dependiente. Tome conciencia ahora y hable con un miembro de su familia o un psicoterapeuta.

• Si usted respondió SI a más de 15 puntos, es adicto al porno y es hora que tome medidas para salir de esta adicción antes que termine con su pareja y tenga problemas con todos sus amigos. Acepte su adicción y no se mienta así mismo, de lo contrario será insoportable para usted y para los demás.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujer

El mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

El Perfecto Amante

como ser un buen amante

Este libro contiene mucho más que el hacer el amor bien a la mujer. Contiene como tener una pareja para toda la vida!

sexualidad

 

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *