La anorgasmia o la imposibilidad de llegar al orgasmo

La anorgasmia femenina: ¿por qué el orgasmo no viene?

Anorgasmia femeninaTodas las mujeres quieren alcanzar el orgasmo pero para algunas es lo último que sucede. ¿Cuáles son las causas y los tratamientos que se deben considerar?

Según la última encuesta CSF, casi el 7,4% de las mujeres informan a menudo dificultades para alcanzar el orgasmo. Sin embargo, es un problema superable siempre que se conocen las causas.

Anorgasmia y Disorgasmia: ¿Qué es?

La anorgasmia es la incapacidad para alcanzar el orgasmo y la disorgasmia un trastorno del orgasmo.

El orgasmo es una sensación de placer intenso que crea un estado transitorio alterado de conciencia acompañado de contracciones involuntarias de los músculos del suelo pélvico (incluyendo anal).

El orgasmo es acompañado generalmente por la eyaculación en los hombres y las contracciones uterinas en las mujeres.

En la última gran encuesta sobre sexualidad de los europeos, el 7% de las mujeres entre 18 y 69 indican que han experimentado dificultades con el orgasmo en los últimos 12 meses, el 29% a veces, el 29% rara vez y el 35% nunca.

Si sumamos las mujeres que a menudo o a veces tienen dificultades con el orgasmo, aparece un 33% entre 18 y 49 años, luego aumenta a 41% para las de entre 50 a 59 años y alcanza el 50% para las de 60 a 69 años.

En esta encuesta, los hombres no fueron interrogados sobre este punto. Sin embargo, el 91% de los hombres (contra el 76% de las mujeres) reportaron haber tenido un orgasmo durante su última relación sexual.

Definición de anorgasmia

La anorgasmia se refiere a la dificultad de llegar y conseguir un orgasmo durante la estimulación sexual. Nosotros hablamos de anorgasmia primaria cuando existe siempre, y secundaria cuando se produce después de un período en el que todo estaba bien. Este trastorno no se debe confundir con anafrodisia, que se caracteriza por una falta de deseo, la excitación y la total indiferencia a la sexualidad.

Aunque en la anorgasmia, la subida de emoción y diversión pasa y llega a la fase llamada “meseta” – que normalmente precede al éxtasis – no conduce a la explosión de sensaciones características del orgasmo.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Hay quienes no consideran este disfrute como prueba irrefutable de la “capacidad” erótica y por tanto no le dan una importancia vital a la fase de meseta pre orgásmica. Para ellos, el divertirse teniendo sexo suele ser suficiente.

Sin embargo, la frustración puede presentarse en mujeres cuyo deseo no ha sido enteramente saciado y tienen la desagradable sensación de permanecer “insatisfechas”. Estas mujeres pueden tener más ganas de conseguir un orgasmo a toda costa y enfocar toda su ansiedad en eso.

Los diferentes tipos de anorgasmia

Anorgasmia primaria

Anorgasmia primariaLa anorgasmia se denomina primaria cuando ha existido siempre. Anorgasmia primaria: es una mujer que nunca ha conocido el orgasmo, ya sea en el momento de la sexualidad adolescente (masturbación) o durante la sexualidad adulta con un compañero (sexualidad relacional).
Anorgasmia primaria está relacionada con una dificultad para dejarse llevar por el placer, al impedimento de entregarse en cuerpo y alma a su pareja.

Estas dificultades están relacionadas con el miedo de perder el autocontrol y no volver a encontrarlo nunca.

No solo existe el temor de ceder el control, sino también el de situarse en un estado de vulnerabilidad al hombre. Convirtiendo el acto de amor en una lucha.

La anorgasmia primaria también puede estar relacionada con un trauma sexual en la infancia (víctimas de tocamientos, violación, exhibicionistas, etc.).

Finalmente, la anorgasmia primaria puede ser causada por una educación sexual muy estricta o totalmente inexistente.

La anorgasmia secundaria

La anorgasmia se llama secundaria cuando aparece después de un período de tiempo sin dificultades. La anorgasmia secundaria se declara en un momento de la vida, como una más de las diferentes etapas de la sexualidad.

La anorgasmia secundaria puede aparecer cuando surgen dificultades en la vida de pareja. La mujer no puede tener confianza en su pareja y como resultado le es difícil entregarse en cuerpo y alma a su compañero.

Anorgasmia generalizada

La anorgasmia es generalizada cuando se produce en todas las situaciones y la mujer no puede alcanzar el orgasmo ni una sola vez.

La anorgasmia situacional

La anorgasmia situacional se llama cuando se produce sólo en determinadas situaciones o lugares. Negarse a un determinado tipo de acto durante el sexo también se encuentra en esta categoría. Parece complejo pero es simple, hay mujeres que no pueden tener un orgasmo en algunas situaciones.

La anorgasmia coital

Anorgasmia coitalLa anorgasmia es llamada coital cuando la persona no puede llegar al orgasmo vía un acto sexual normal. Por ejemplo, alguien que alcanza el orgasmo con la masturbación en solitario pero nunca alcanza el orgasmo con una pareja.

Impacto en la vida de la pareja

En general, la mujer anorgasmica poco a poco pierden todo libido y deseo sexual que dará lugar a la adopción de dos tipos de actitudes:
O simular el orgasmo para no desagradar a su pareja
O bien, con mayor frecuencia, posible negación con diversos pretextos, migraña: reglas, dolor, fatiga, hogar, niños, preocupaciones, etc.

La anorgasmia conduce al hombre a dudar de sus habilidades sexuales, provocándole de manera inconsciente una eyaculación rápida.

Cuando existe sufrimiento

Muchas de las víctimas de la anorgasmia deciden consultar a un especialista en sexología cuando empiezan a sufrir. Ya sea porque la falta de orgasmos es sinónimo de anormalidad y genera sentimientos de inutilidad o porque su pareja no soporta ver su virilidad desafiada.

Por supuesto, en cualquier anorgasmia primaria o secundaria puede haber causas médicas fácilmente identificables, como son las enfermedades que deterioraran el sistema nervioso. Por ejemplo, la diabetes, la esclerosis múltiple o el abuso de drogas.

Sin embargo, estas causas no son las principales. Algunos medicamentos contra la depresión y la ansiedad también pueden ser causantes de anorgasmia pero es el terreno psicológico de la persona al que primero se tiene que prestar atención.

Las causas de la anorgasmia

AnorgasmiaLa falta de confianza en uno mismo genera el bloqueo del orgasmo pero también hay otras causas que puede promover el bloqueo como una educación rígida, tabúes relacionados con la sexualidad, y otras situaciones que activan este problema (comentarios despectivos de la pareja, los celos, novias exhibicionistas, modelos idealizados de sexualidad, etc.)

Por último, eventos traumáticos en la infancia, como una violación, también pueden causar falta de placer y desconfianza de la pareja.

Cualquier evento, antiguo o reciente, consciente o inconsciente, vivido negativamente, puede tener un impacto en el desarrollo psicosexual individual. Por ello es importante conocer los diferentes factores que intervienen en el bloqueo e identificar el problema, para tratar de resolverlo a través del tratamiento o terapia.

Existen soluciones

Cuando la anorgasmia se acompaña de síntomas físicos (sequedad vaginal, dispareunia), un ginecólogo puede recomendar productos tales como lubricantes, los que permitirán liberar gradualmente la tensión, pacificar el sexo y facilitar la transición.

Si las causas de la enfermedad son psicológicas (educación rígida, recuerdos traumáticos), se debe recibir atención especializada de un profesional en psico-sexología. Las sesiones con el especialista no deben ser tensas como un interrogatorio, deben desarrollarse con fluida naturalidad, para que este pueda proponer las terapias adecuadas. De esa manera la mujer que sufre de anorgasmia podrá conocer lo que realmente sucede con ella y qué tipo de terapia es la más apropiada para su caso.

El trabajo sobre la pareja a considerar

Cuando la anorgasmia se relaciona con la vida de pareja (falta de confianza, la rutina, disminución de los sentimientos, las actitudes negativas de la pareja, etc.), asistir a terapia en pareja puede ser beneficioso. La terapia consistirá en aceptar las diferencias entre ambos y revitalizar los lazos afectivos. La sexualidad produce satisfacción personal por encima de todo, pero no a costa de cambiar el equilibrio en la relación de pareja.

La hipnosis, donde se sume al paciente en un estado relajado, el yoga y todas las técnicas que producen calma, son herramientas complementarias para una terapia muy eficaz, sobre todo cuando se trata de trabajar en el aspecto corporal.

Una lección para recordar

En 1976, el informe Hite reveló que el 43% de las mujeres simulaba satisfacción para que su pareja estuviera satisfecha y existiera paz en el hogar. Pero eso era antes, en tiempos donde los hombres no aceptaban que sus penes eran incapaces de provocar un orgasmo en la mayoría de las mujeres. Ahora las mujeres deben recordarles, si es necesario, que estimulando el clítoris se puede hacer maravillas.

La falta de orgasmo, común en las mujeres jóvenes

Es difícil saber cuántas mujeres son afectadas por la anorgasmia, pues es una de las razones de consulta más comunes en las oficinas de los sexólogos y terapeutas sexuales.

En las mujeres jóvenes la anorgasmia es común. Antes de los 40 años, muchas mujeres no han aprendido a disfrutar del sexo a plenitud.

Vivir sin experimentar el orgasmo

Muchas mujeres soportan la falta de orgasmos. A pesar de que vivimos en una sociedad marcada por la premisa de “disfrutar a cualquier precio”, es inútil buscar el orgasmo a toda costa. La sexualidad se trata de unión, intercambio emocional, no de la búsqueda de la mejor explosión de placer. Los mejores orgasmos se dan de manera inesperada y no se pueden fingir o posponer.

Hable acerca de su anorgasmia

Muchas mujeres se preguntan si deben de hablar de su anorgasmia con su pareja. Lo cierto es que si hay buena comunicación entre la pareja, no es necesario, se siente y se sabe desde el principio.

Sin embargo, si la anorgasmia se mantiene en secreto, es mejor hablar de ello con la pareja sin sentirse mal. No siempre es la falta de experiencia, a menudo se trata de una incapacidad personal para permitir dejarse controlar en el sexo. Usted puede tener el mejor amante del mundo pero si no nos damos por vencidas, no vamos a tener un orgasmo.

Algunas mujeres prefieren simular un orgasmo para no defraudar, frustrar u ofender a su pareja. Lo cual no es bueno para nadie. La relación sexual es un momento ideal para compartir la intimidad y también expresarse con sinceridad. De lo contrario, el sexo se reduce a una práctica puramente funcional.

¿Cuándo consultar?

A veces la anorgasmia puede ser una barrera para una feminidad plena o ser una fuente de culpa, baja autoestima, problemas y malentendidos en la pareja.

Una vez que causa dolor o malestar, definitivamente es hora de consultar. Lo mejor es ir a ver un sexólogo o terapeuta sexual. También hay más de un ginecólogo o médico general entrenado para este tipo de apoyo.

Tratamiento de la anorgasmia: cómo tratar y curar

Tratamiento para la anorgasmiaEl entusiasmo necesario para alcanzar el umbral orgásmico está basado en un tríptico: cuerpo, mente, relación.

El sexólogo o terapeuta sexual analizarán estos tres aspectos para identificar posibles obstáculos. Estudios realizados muestran que tanto el hombre como la mujer tienden a pensar que la anorgasmia es principalmente un problema de la mujer. En realidad, a menudo es necesario explorar cómo la pareja funciona sexualmente para entender lo que impide o complica el orgasmo de la pareja.

En cuanto a los aspectos más técnicos, el sexólogo podría explicar durante las consultas diferentes técnicas de estimulación eficaces para los genitales masculinos y femeninos. También proponer ejercicios para hacerlos en solitario o en pareja.

Un buen conocimiento de estas bases es a menudo útil. Se necesita creatividad, imaginación y personalización para la actividad erótica. Para las mujeres que sufren de anorgasmia primaria, la masturbación dirigida puede ser propuesta (por ejemplo, con un vibrador o con materiales eróticos o pornográficos)

Cuando hay sospecha de deficiencia de hormonas o un problema de salud subyacente, el sexólogo (o terapeuta sexual con un corresponsal médico) pueden proponer llevar a cabo pruebas hormonales.

El terapeuta explorara nuestras ideas (todas los tenemos) sobre la sexualidad masculina y femenina, y también nuestra representación de la sexualidad ideal.

El trabajo terapéutico dependerá si las dificultades orgásmicas surgen en un contexto emocionante (problema de las prácticas sexuales con los deseos más profundos, la falta de deseo sexual) o en un clima de excitación erótica.

Cuando se ponen evidencian dificultades relacionadas con la imagen corporal, el terapeuta puede definir un programa basado en la conciencia del cuerpo, la relajación, la respiración, el control muscular.

La apelación a los materiales eróticos o pornográficos (libros, videos, etc.) será considerado para las parejas que utilicen poco (o nada) el poder de su imaginación. Sesiones de relajación y abrazos (focalización sensorial) se ofrecerán a las parejas motivadas.

Un trabajo divertido puede ser visto con parejas motivadas, para quienes el sexo se ha convertido en una actividad pesada y ansiedad.

El balance sexológico en una pareja y su universo erótico se estudiará en profundidad por el sexólogo. El objetivo es no sólo para ayudarles a facilitar el orgasmo, es también para que optimicen el placer que brinda el sexo. Algunos ejercicios pueden hacerse solos o en parejas.

Algunos hombres sufren disorgasmia coital (dificultad o incapacidad para tener un orgasmo durante la penetración), debido a la falta de sensibilidad en la penetración porque han desarrollado una técnica especial de la masturbación.

En este caso, si el hombre aspira a tener un orgasmo coital (que, como el de su compañera, no es de ninguna manera un requisito), se recomienda modificar el umbral sensorial durante los ejercicios que hace solo.

También se recomendaría aumentar su excitación durante la penetración:

  • Por emocionantes imágenes mentales (si no las tiene).
  • Por multi-estimulación (pedir a su compañera aumentar la estimulación durante la penetración).
  • Centrarse en situaciones que le excitan.

Para ir más lejos y conocer todo los secretos para dejar loco a tu hombre, les recomendamos la lectura de los excelentes libros:

Cómo darle sexo oral a un hombre

U30-sexo-oral-ellas-a-ellosna guia de muy buen gusto pero completa sobre el arte del imprescindible para cualquier mujer que quiera dar placer oral a su marido. Presentado por el experto en relaciones de Oprah.

sexualidad

100 Juegos Sexuales – Aumente La Pasion, Diversion E Intimidad

posiciones para hacer el amor

Versión española del Best-Seller “100 Great Sex Games For Couples”.

sexualidad

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *