Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Asexualidad: qué significa ser asexual y quién son los asexuales

¿Qué es ser asexual?

Qué es ser asexualUna persona asexual es aquella que no experimenta la atracción sexual. La mayoría de las personas se dan cuenta de que hay algunas personas que no les atraen sexualmente. La asexualidad es lo mismo, pero incluyendo a todas las personas.

¿Qué es la asexualidad?

¿Es un problema? ¿Es posible vivir en armonía siendo asexual? ¿Se puede vivir una buena relación de pareja sin (o con poco) sexo?

No hace mucho tiempo fue el día de la asexualidad. Fue entonces cuando me di cuenta: mientras que la asexualidad afecta al 1% de la población (según un estudio realizado en 2004) y conduce a un montón de preguntas, nunca había abordado esta cuestión. Así que pedí a los lectores interesados que se pusieran en contacto conmigo para obtener más información al respecto y para romper – con suerte – los mitos y estereotipos en torno a este fenómeno.

Definición de asexualidad

AsexualidadLa asexualidad se refiere en gran parte a aquellas personas que no sienten deseo sexual o atracción sexual por ninguna otra persona. Es incómodo relacionar la asexualidad con la abstinencia ya que esta última es una opción y es un término que hace alusión al rechazo intencionado de las relaciones sexuales. La asexualidad, por su parte, no es una opción, sino que es una orientación sexual a la que no hay que adjudicar motivos.

La asexualidad se ha asociado a los tonos grises puesto que los asexuales pueden experimentar determinadas emociones sexuales de forma irregular o simplemente experimentar una excitación sexual más o menos tenue. Entre los grises o asexuales, encontramos también a los conocidos como demisexuales, personas que pueden ser sexualmente excitadas si han desarrollado fuertes sentimientos por alguien.

¿Ser asexual impide tener una relación? ¿Ser asexual implica no tener que practicar el sexo de una manera u otra? ¿Es fácil ser asexual en una sociedad en la que el sexo está siempre presente? Estos son más o menos las preguntas contestadas por algunos lectores interesados que nos permitirán conocer un poco más acerca de la asexualidad.

Conocer que se es asexual

Cuando ve a su alrededor que los demás niños empiezan a sentir determinadas emociones causadas por las hormonas, cuando ve que los demás niños empiezan a salir con miembros del género por el que se sienten atraídos y cuando ve que empiezan a tener relaciones sexuales, puede sentir celos. No todo el mundo se encuentra en la misma situación y puede suceder que envidie a sus amigos porque estos atraigan a aquellos que les gustan.

¿Quiénes son las personas asexuales?

Personas asexualesLos asexuales son aquellos que practican la abstinencia sexual de forma voluntaria. Son hombres y mujeres, que no son ni marginales ni fanáticos, que no sienten ninguna atracción sexual hacia cualquier otra persona. Si bien es difícil saber cuántas personas asexuales hay en el mundo, algunos estudios sugieren que la cifra se sitúa en torno al 1% de la población mundial.

Hay dos categorías de personas asexuales: aquellos que realmente no tienen ningún deseo o necesidad sexual y aquellos que reprimen sus deseos. Aquellos que pertenecen a la primera categoría pueden ser felices sin practicar sexo, pero aquellos que pertenecen a la segunda categoría, se sienten frustrados por estar reprimiendo un deseo natural.

Los orígenes del fenómeno

La sobreexposición al porno, la consideración freudiana de que “todo es sexual” de los años 90 y el paso brusco de una sociedad que negaba la dictadura del placer a una sociedad que la exponía, son factores que, sin duda, propiciaron el nacimiento del movimiento asexual.
El orgullo de ser abstinente es un derecho sostenido por los asexuales. En los Estados Unidos, un joven de 24 años incluso ha montado un movimiento: la actitud A-orgullo (la actitud de orgullo asexual). Y su sitio web, Aven, no para de recibir más y más visitas.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Las causas psicológicas

Parece que esta falta de deseo sexual encuentra su origen en la infancia, entre los 6 y los 10 años, durante el conocido como período de latencia. Aunque la falta de interés por el sexo termina normalmente en la adolescencia temprana, para algunas personas dura toda la vida.
Los asexuales son, por lo general, personas que se niegan a crecer o que han estado sujetas a demasiada presión psicológica.

La asexualidad en el día a día

Aunque los asexuales no practican el sexo, todavía pueden masturbarse (especialmente los hombres). Sin embargo, la masturbación, en este caso, no responde a una necesidad de estimulación sino a una necesidad fisiológica.

En general, la asexualidad es una tendencia sexual que acompaña a estas personas toda la vida. Pero para aquellas personas que son asexuales porque inconscientemente reprimen sus deseos, la terapia puede ser útil y puede ayudar a que su libido despierte de este sueño.

¿Ser asexual significa ser abstinente?

Ser asexualLa abstinencia es una elección, un estilo de vida y una decisión consciente. Sin embargo, la mayoría de personas asexuales no se consideran abstinentes, ya que según ellos no se abstienen de nada.

De la misma manera que una persona gay o lesbiana se “abstiene” de no tener relaciones sexuales con personas del sexo opuesto, y al igual que una persona heterosexual se «abstiene» de tener relaciones sexuales con personas del mismo género, los asexuales se abstienen de cualquier relación sexual. Además, algunos asexuales deciden tener relaciones sexuales, por lo que desde luego no se les puede calificar como abstinentes.

¿Las personas asexuales están disgustadas con la idea del sexo?

Algunas personas rechazan la idea de tener relaciones sexuales. Esto significa que no puedan pensar en sí mismos participando en cualquier tipo de relación sexual sin que les repugne la idea. Otras personas simplemente sienten indiferencia a la hora de pensar en participar en una relación sexual y en otros casos directamente no les perturba la idea de involucrarse en una relación sexual, a pesar de no experimentar ningún tipo de atracción.

La misma variación se encuentra también entre las personas no asexuales. Para algunas personas sexuales, la idea de tener relaciones sexuales con alguien que no le atrae sexualmente es bastante aceptable. Para otras, es impensable.

¿Las personas asexuales se oponen a que otros tengan relaciones sexuales?

La asexualidad no es sinónimo de anti-sexo. No querer tener relaciones sexuales no es en absoluto lo mismo que tener una actitud negativa hacia el sexo.

Las actitudes hacia el sexo difieren entre las personas, pero muy pocas personas asexuales tienen una actitud negativa hacia el sexo. Y también hay que recordar que este tipo de actitud también se encuentra en personas que no son asexuales. La mayoría de asexuales tienen una actitud muy positiva hacia el sexo, llegando incluso a hablar de «sexo-positivo».

¿Pueden los asexuales tener relaciones íntimas?

AsexualesAl igual que todas las demás personas, algunos asexuales desean tener relaciones íntimas y otros no. Una persona asexual puede descubrir que se siente atraída visualmente por alguien (atracción estética), o que tiene sentimientos románticos por alguien (atracción romántica). Sin embargo, estos sentimientos carecen de cualquier componente sexual.

Pero una relación sin sexo, ¿no es lo mismo que la amistad?

Las relaciones románticas a menudo se definen por su carácter sexual. El amor y el sexo suelen estar estrechamente vinculados. Pero, por lo general, los asexuales no asocian el amor y el sexo, ya que no experimentan atracción sexual.

El sexo es una de las maneras de expresar sentimientos amorosos, pero no es necesariamente la línea que separa el amor de la amistad. Algunas personas optan por la abstinencia y sin embargo encuentran el amor, mientras que otras tienen relaciones sexuales sin amor. De la misma manera que el sexo no necesita amor, el amor no necesita sexo. Los sentimientos amorosos se expresan y se sienten de manera diferente en cada persona.

¿Los asexuales tienen preferencias de género en las relaciones?

Aunque las personas asexuales no tienen una atracción sexual, muchos de ellos sí sienten atracción romántica. Ahora bien, esta atracción romántica suele estar a menudo ligada a un determinado género.

Algunas personas se describen a sí mismas como asexuales heterorománticas (tienen sentimientos románticos por personas con género distinto al suyo), homorománticas (tienen sentimientos románticos por personas del mismo sexo), birománticas (tienen sentimientos románticos por personas de ambos géneros), panrománticas (tienen sentimientos románticos por determinadas personas independientemente de su género). Por último, encontramos a los arománticos, es decir, aquellos asexuales que no sienten atracción romántica.

¿Por qué la gente asexual no tiene relaciones íntimas con otras personas asexuales?

La atracción hacia las personas no es algo que podamos controlar. Además, debido a que la asexualidad no es muy conocida y a que el número de personas asexuales no es tan grande, es difícil encontrar a otra persona asexual.

Por no hablar de una persona compatible. Las relaciones «mixtas» entre una persona que no es asexual y una persona asexual son las más comunes. Estas relaciones pueden ser difíciles de manejar, al igual que todas las otras relaciones, pero pueden funcionar.

Si una persona asexual no experimenta atracción sexual hacia nadie, ¿por qué iba a tener relaciones sexuales?

Hay muchas razones por las que una persona asexual puede decidir tener relaciones sexuales. En el marco de una relación con una persona que no es asexual, el sexo puede ser negociado. También se puede disfrutar de la sensación de conexión física o emocional que el sexo ofrece a veces. O uno puede decidir simplemente disfrutar de las sensaciones.

¿Cómo la gente asexual pueden ser ambos asexuales y tener deseo sexual?

Gente asexualLa orientación sexual y la libido son dos cosas diferentes. Los asexuales que tienen libido están experimentando lo conocido como «libido discutible.» La mayoría de asexuales que tienen libido no tratan de satisfacer sus necesidades con el sexo, ya que en realidad no experimentan atracción sexual.

¿La asexualidad es causada por unos niveles hormonales inusuales o por una libido baja o nula?

La investigación científica sobre la asexualidad es escasa y nadie sabe ni qué causa la asexualidad ni qué causa las otras orientaciones sexuales.

En la actualidad no existe ninguna evidencia de que el desequilibrio hormonal o la insuficiencia de la libido sea la causa de la asexualidad. Si la mayoría de los asexuales no quiere tener relaciones sexuales, esto se deberá a muchos factores y al hecho de que ellos no experimentan atracción sexual.

¿Está la asexualidad causada por un trauma o por una enfermedad mental?

La mayoría de los asexuales no ha sufrido traumas y no sufre trastornos mentales. También es importante recordar que el trauma y los trastornos mentales limitan cualquier actividad sexual y, además, no existen datos hasta la fecha que establezcan algún vínculo entre la enfermedad mental y la orientación sexual de una persona. Por el contrario, de acuerdo con un estudio reciente (Brotto y Al.) «Las tasas de psicopatología entre los asexuales no es más alta que en la población general”.

¿Tal vez los asexuales no han encontrado a la persona adecuada?

Aunque algunos asexuales puede optar por tener relaciones sexuales, la mayor parte de ellos es muy consciente de que no quiere tener relaciones sexuales. No hay necesidad de tratar de buscar el sexo que no queremos.

Aunque la mayoría de asexuales ha escuchado esta observación, es igual de ilógico que decirle a una persona heterosexual que es heterosexual porque no ha encontrado a la persona adecuada de su mismo género. O decirle a una persona homosexual que es homosexual porque no ha encontrado a la persona adecuada del sexo opuesto.

¿Cómo se puede saber que son asexuales sin haber probado el sexo antes?

Cómo saber si soy asexualEn general, las personas heterosexuales no necesitan tener relaciones sexuales con alguien del sexo opuesto para saber que son heterosexuales. Ocurre igual para las personas homosexuales.

Del mismo modo, la mayor parte de los asexuales es consciente de su orientación y no tiene la necesidad de probar el sexo. Otros, sin embargo, han tenido sexo antes de darse cuenta de que eran asexuales. La orientación sexual de una persona es una experiencia individual y el descubrimiento de ésta es diferente para cada persona.

¿Por qué hay que tratar de aumentar la conciencia pública sobre la asexualidad?

En un mundo en el que el sexo y las relaciones están en todas partes, la vida de aquellos que están confundidos puede ser muy solitaria y dolorosa.

Muchas personas asexuales  se sienten «defectuosas» porque sienten que no tienen las mismas necesidades y los mismos deseos que el resto. Muchos otros tienen sentimientos de vergüenza, y las actitudes de los compañeros, a veces inapropiadas o abiertamente hostiles, pueden agravar la situación. Tratar de ser “normal” puede llevar a muchos asexuales al bloqueo y a la infelicidad.

Elevar la conciencia pública sobre la asexualidad es la oportunidad de decirles que no están solos. Sus sentimientos y sus experiencias no tienen nada de vergonzantes. La asexualidad es una orientación sexual y, por tanto, es algo que no se puede tratar ni modificar. Y esto radica, finalmente, en la oportunidad de decir: Enorgullécete, es lo que eres.

Más allá de eso, si hay una mayor conciencia, será más fácil para las personas asexuales encontrarse y crear una red en la que obtener apoyo y en la que puedan sentirse cómodos. Por último, tenga en cuenta que conocer la asexualidad, puede ser una oportunidad para aprender un poco más sobre la sexualidad humana y sobre las relaciones que se pueden establecer con los demás.

Soy asexual: el testimonio de M., una de nuestras lectoras asexuales

Soy asexualCuando compartió su primer beso, no lo superó. Cabe señalar, sin embargo, que no disfrutar de un primer beso no es un criterio reservado para los asexuales. “A pesar de que no me gustó mi primer beso no me consideré gris o asexual”.

Al haber estado enamorada de una chica y al saber cómo reconocer y apreciar la belleza de una persona, no consideró que pudiera ser asexual, sobre todo porque no tenía conocimiento de la existencia del término y entendía que el ser asexual impide pensar que otra persona es hermosa: «No entendía a las niñas que dormían con tipos así, directamente en la primera noche, y pensé, no voy a tener relaciones en mucho tiempo. Realmente no me di cuenta de que no sentía ninguna atracción física para las personas porque yo era sensible a la belleza, es decir, yo podía tener juicios estéticos […]”.

“Yo no me veía durmiendo con alguien, incluso cuando sentía amor por una persona, pensaba en muchas otras cosas antes que en dormir con ella. Nunca pensé en la parte de dormir juntos y siempre vi este momento como una mera formalidad. El deseo no estaba allí y nunca lo había estado”.

El detonante que hizo que M. se planteara todos lo que había sentido hasta entonces se produjo en un viaje que realizó a los 19 años. “Todo cambió cuando oí a alguien hablar sobre la asexualidad. Esta persona dijo, básicamente, “estoy feliz por los demás cuando pueden dormir con las personas que quieren, pero el que yo no quiera no significa que me importen menos”. Así, esta persona estableció la relación entre la ausencia de deseo sexual y el término que lo designa”.

D., a su vez, observó cierta falta de deseo sexual en su matrimonio: ella explica que vivía una relación con un hombre atractivo. Aunque siempre había tenido un interés teórico por el sexo y por la masturbación, una vez llegado el momento de la acción, sentía una notable falta de interés.

Entonces ella se enamoró de una chica. «He combinado los dos», explica. «Pensé que era lesbiana, rompí con este chico y que creí que cerraba el caso. Pasaron varios años antes de sentir que el sexo era necesario en la pareja y empecé a sentir un poco de ansiedad por si el problema, de nuevo, era la persona con la que estaba. Sin embargo, no pensaba demasiado en esto».

Se dio cuenta de que era asexual mientras veía un episodio de la serie Sherlock durante el invierno de 2012: “Aunque nunca se pone de manifiesto en la serie que el personaje principal es asexual, en una escena, el protagonista insinúa que nunca había tenido relaciones sexuales.

Después de un corto recorrido por Tumblr tras ver el episodio, encontré el término asexual asociado a Holmes:

Me pareció raro no conocer este término del campo de la sexualidad pero en realidad nunca había leído mucho sobre el tema. Internet se convirtió en mi amigo y me sirvió para leer la definición y los detalles. Fue toda una revelación. Empecé a indagar y cuanto más leía, más me reconocía en lo que estaba escrito.

Desde entonces, me refiero a mí misma como asexual, incluyéndome en la comunidad LGBT, con el fin de reconocer la existencia de los asexuales.»

La relación de pareja asexual

Pareja asexualEn mi cabeza, me imaginaba que formar pareja con otro asexual sería la posición más ventajosa, pero el mundo no debe almacenarse en cajas. ¿Cómo se ven las cosas cuando un miembro de la pareja es asexual y el otro no? ¿Puede ser una causa de ruptura?

Menos segura de su asexualidad (dice que está segura al 80% de que lo es) R., tuvo dos relaciones bastante largas. En la primera relación, su asexualidad no influyó en su ruptura, pero sí en la ruptura de la segunda relación.

«El segundo es un mujeriego y le encanta el sexo, así que el sexo era una parte importante de nuestra relación, si es que no lo era todo”. Pero entonces, cómo era, ¿debía realizar un esfuerzo para tener relaciones sexuales cuando su ex lo deseaba?

En su caso, más bien sí:

«Sí, lo hice porque quería divertirse y esa es la norma. Una pareja feliz tiene sexo de 2 a 3 veces por semana. Las cifras provocan una gran presión. Para mí dos años de celibato no son un calvario. Cuando escucho a algunas chicas decir que el oso no duerme durante un mes, me río por dentro.

Lo mismo ocurre con la masturbación, recuerdo que me gusta, pero tengo que obligarme a empezar. Tengo que decirme, «vamos, veras que es genial.» Pero cuando acaba el acto sexual, no estoy satisfecha. Lo hice, pero no siento nada ni antes ni después, aunque el sexo sea muy bueno.

Es entonces cuando pensamos «No he encontrado la persona adecuada» o «Tengo miedo de divertirme», no está mal, pero no es totalmente cierto. Hablé con una amiga homosexual y ella era así hasta que conoció a su actual novia. Así que pensé que tal vez me pasaría a mí algún día.

Lo único que me molestaba era saber que soy diferente y que poca gente podía entenderlo. Soy feliz así, puedo amar de forma normal, sólo que el sexo no ocupa el 90% de mi vida o de mi mente. A veces me gusta pensar que así puedo amar más debido a que me importa más la persona y no tanto su rendimiento sexual.

Entonces podemos darnos cuenta de que nuestra sociedad está muy sexualizada y que puede ser en parte responsable de esta sensación de sentirse más o menos obligado a tener relaciones sexuales. Se habla de normas y es cierto que la asexualidad, si no es completamente tabú, está un poco olvidada en los debates y discusiones sobre la sexualidad.

Es una pena, porque hablar un poco más sobre esto permitiría a algunas personas conocerse a sí mismas.”

D., que tenía una forma diferente de gestionar su matrimonio, es en un caso diferente: es asexual, pero indica que tenía una rica vida sexual en lo teórico y conocía su cuerpo a través la masturbación.

Asexualidad femenina: a veces sentía deseo, a veces no:

Asexualidad femenina«De hecho, noté por primera vez una clara falta de interés en el sexo cuando era pareja de un hombre encantador. Me pareció extraño, porque siempre he estado interesada en el sexo desde un punto de vista teórico e incluso en la práctica, a través de la masturbación, antes de tener una edad decente para practicar sexo. Estoy muy bien, realmente no es un tabú para mí, tengo una muy rica vida sexual en el plano teórico. Pero en la práctica, hasta entonces nunca había sido el éxtasis cuando llegaba el acto así que no estaba muy interesada. Allí estaba yo muy bien en mi matrimonio con un caballero muy tierno. Entonces me di cuenta de que yo no estaba muy interesada en el acto. Yo no estaba cómoda, no me atrevía a hablar porque de alguna manera yo esperaba que no quisiera hacer el amor demasiado a menudo. «

M dice haber sentido un poco de alivio tras la ruptura:

«No fue la única causa, pero sentí alivio cuando se rompió la relación, también por esta causa. Fue realmente complicado. A veces sentía un poco de deseo, pero aun así era muy bajo comparado con lo que es considerado «normal». Después de esto y a pesar de no ser necesariamente malo en la práctica, acabé haciéndome preguntas. Me sentía como en un viejo matrimonio en el que ya no hay deseo.»

En un especial se puede leer el testimonio de Pablo, que a veces ve porno y tiene relaciones con su novia sin sentir atracción sexual: «puedo encontrar un cuerpo bonito o elegante pero no me atrae sexualmente. No siento en mi interior el deseo de disfrutar de ese cuerpo «. D. dice que a veces también se excita con la pornografía. Cuando le pregunté si le excitaban algunos vídeos dijo “depende” y esta es quizá una de las razones por las que la asexualidad es tan complicada de definir:

«En realidad la asexualidad es bastante complicada de definir puesto que es difícil entender que se tienen necesidades sexuales, deseos sexuales, pero que no se siente nada con el sexo. Puede ser hasta contradictorio. Puedo ver porno y excitarme. No tengo ningún problema para hablar de ello, incluso entre amigos, pues estoy bastante abierto. Tengo deseos sexuales, aunque esto no sea aplicable a todos los asexuales, pero cuando mantengo relaciones no disfruto, es todo mecánico.

La única diferencia es que no voy a decir: «Oh, él o ella me gusta así que vamos a hacer el amor.» ¿Se puede entender que alguien me atraiga físicamente pero que no quería ir más allá? Yo me siento como el que ve una fotografía, es un acto puramente estético, igual que cuando miro una pintura. Y esto complica un poco las relaciones».

La nueva evidencia es, por lo tanto, que la asexualidad no significa necesariamente nada de sexo: algunos se masturban, tienen relaciones sexuales y otros no. Estos matices provocan que el concepto “asexualidad” sea más complicado de entender para los demás, aunque es muy simple: después de todo, siempre hay matices en cualquier relación sea cual sea la orientación sexual y el género.

Interesado en los demás de una manera nueva

AsexualAnteriormente en este artículo uno de nuestros lectores consideraba que podía amar más al no importar tanto el rendimiento sexual de la pareja. En una entrevista, David Jay, activista asexual, dice que la asexualidad consiste en tratar de hacer emocionalmente lo que la gente hace con el sexo.

Esto se planteó a nuestros lectores y esto es lo que han respondido:
«David puso el acento en algo que afecta a todos los seres humanos: en el cómo ha de construirse una relación. Creo que la diferencia es que la gente sexual se enfrentan a este problema de una forma menos frontal que los asexuales, tal vez porque tenemos que preocuparnos de “reemplazar” el sexo».

M es optimista sobre el futuro pues ser asexual no le impide vivir una relación satisfactoria y tampoco se siente dolida por su asexualidad. ¿La clave? La comunicación. Y tiene razón, porque nunca se dice lo suficiente, hablar en la pareja es la mejor manera de hacer frente a toda preocupación:

«Todo esto en realidad no me preocupa aunque es extraño vivir fuera de la norma. Sé que la mayoría de las personas son conscientes de que la sociedad está híper-sexualizada y desde mi punto de vista asexual, hay momentos en que me veo saturada por tener que recordar cada día que soy una minoría y tal vez eso es lo que más me molesta».

M opina que se ha hecho fuerte aceptándose y conociéndose a sí misma y que por ello se acerca a su futuro sentimental con mayor serenidad:

«Estoy en una relación amorosa con la misma persona desde hace años y si yo no quiero sexo, tenemos la suficiente experiencia de pareja para saber que tengo antojos emocionales. La ventaja es que ahora me conozco mejor. La ansiedad no está presente de la misma forma porque podemos hablar de ello y encontrar nuestros propios códigos. Encontrar los códigos específicos de cada pareja e inventar una sexualidad única en la pareja, es un tablero que eventualmente podría aplicarse a muchas relaciones, sean asexuales o no.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujer

El mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

Buena En La Cama – Consejos Sexuales Para Volverlo Loco

como hacer bien el amor a un hombreA la cama es donde el hombre la quiere llevar, si logra que no quiera irse, lo tendrá siempre con usted

sexualidad

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *