Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Atracción sexual: qué es, signos, tipos y genética

¿Qué es la atracción sexual?

Qué es la atracción sexualDefinición de la atracción sexual: La base del deseo sexual.

La atracción entre dos personas puede ocurrir a diferentes niveles. Puede haber interés mutuo a nivel mental. No puede haber amor entre los dos. Puede haber polaridad sexual y complementariedad o puede haber simplemente una atracción sexual. La atracción entre las personas implica estos diferentes aspectos cada uno en su cierta medida.

La atracción sexual puede ocurrir por varias razones que varían de una cultura a otra. Por ejemplo, es sexy tener la piel bronceada en América, mientras que es sexy tener la piel blanca en Tailandia o Japón. Sin embargo, la mayoría de los factores que varían entre las culturas son los controlados por la mente y el ego.

Hay un nivel más profundo de la atracción sexual que no está controlado por la mente racional. Es lo que se corresponde a una conexión emocional grave y es el resultado del magnetismo animal de una persona, de su carisma bruto.

Características exteriores que causan la atracción sexual: concepto

Cuerpo

Concepto de atracción sexualUna persona que se preocupa de su cuerpo será mucho más interesante sexualmente. Esto incluye: estar limpia, usar ropa de calidad, tener una dieta saludable y estar en buena forma física, entre otras.

Voz

La confianza en uno mismo y la personalidad de una persona se proyectan a través de su voz. Un hombre con un tono alto de voz es generalmente atractivo. Una mujer con una voz grave también lo es.

Olor

Una persona que huele bien es sexualmente más atractiva. Ser limpio y usar perfume puede ayudar. Las hormonas y feromonas también juegan un papel importante.

Características del interior que causan atracción sexual

Audaz

Son personas sexualmente atractivas que hacen lo que quieren y no les importa lo que la gente piensa. Se sientan con extraños, dicen directamente lo que piensan. Ellos se visten como quieren. A veces pueden hacer locuras aunque también respetan a los demás. Esta falta de miedo es muy atractiva e inspiradora. Todo el mundo quiere tener esa libertad.

Autenticidad

Las personas sexualmente atractivas no se esconden detrás de máscaras y temores. Son transparentes, auténticos y congruentes. No se trata de simplemente ser uno mismo. Debe liberar miedos y condicionamientos sociales para descubrir el yo puro, que es auténtico y de gran alcance en el interior.

Presencia

Las personas sexualmente atractivas no pasan el tiempo soñando con el futuro o abatidos sobre el pasado. Crean su futuro viviendo el presente. Estas personas se sienten plenas con sus cuerpos y sus corazones en lugar de estar atrapados en su cabeza y pensamientos.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Los códigos de la atracción sexual

La atracción sexual¿Te has preguntado que les atrae a ciertas personas?. O, ¿por qué se siente atracción hacia una persona en particular?.

Ella/el tiene algo que le hace vibrar. Algún vez nos hemos hecho esta pregunta. Pero la pregunta no se responde necesariamente.

Un código de la atracción sexual es en realidad una percepción de lo que atrae y que tiene el efecto de provocar un reflejo de excitación genital. Esta percepción apela a todos los sentidos. Esto puede ser lo que se huele, oye, ve, toca, saborea o excita sexualmente y es único para cada persona.

En la atracción sexual, los códigos están vinculados a una persona, a un escenario u objeto.
Algunas personas despiertan más excitación sexual que otras. Esto hace que se cree una escena que le estimula sexualmente.

En algunas personas, los objetos pueden causar excitación sexual. Hay objetos que a veces no tienen nada sexual pero se les atribuye poder erótico. Por ejemplo ropa interior, zapatos, corbatas, accesorios, etc. Algunos objetos inusuales erotizan a algunos aunque otros no lo perciben igual.

Los códigos de la atracción no son fijos

Los códigos raramente permanecen congelados en el tiempo, evolucionan, crecen y pueden cambiar. Lo que le atrajo cuando era un adolescente y lo que le atrae ahora probablemente ha cambiado. Pero para algunas personas, los códigos pueden permanecer inalterados un tiempo en sus vidas. Habiendo experimentado un despertar sexual fuerte, después de haber encontrado un placer intenso, puede conducir a recurrir siempre a este tipo de código de diversiones.

Por desgracia, un código de atracciones restringe la sexualidad y puede causar dificultades sexuales con el tiempo. No es raro que las personas que están en el límite de los códigos estén experimentando dificultades sexuales, incluyendo la erección. A menudo, consultan y no entienden lo que les pasa. Cuando los códigos de atracción sexuales se limitan, la persona puede sentirse impotente en su vida sexual.

¿De dónde viene la atracción sexual?

El misterio de la atracción sexual es algo en que los investigadores cada vez están más interesados. Pero, si una combinación de procesos químicos dictan nuestras emociones, la elección de un(a) compañero(a) equivale a un baile de hormonas y feromonas.

La atracción sexual genética

Atracción sexual genéticaEl amor, dicen, no conoce de leyes. Sin embargo, la importancia de las hormonas en nuestro comportamiento romántico muchas veces se ha demostrado. Si nuestro deseo fluctúa dependiendo del calor o el frio, aumenta la testosterona, la hormona masculina producida en pequeñas cantidades en las mujeres.

Muchas otras hormonas también están involucradas en la llamada de la carne. Por lo tanto, el comportamiento sexual masculino sería activado por la dopamina y la serotonina, mientras que el apetito de la mujer experimentaría un pico alrededor de la ovulación.

Y de la misma manera que obtenemos placer al hacer amor, un gran abrazo nos provoca la liberación de endorfinas, este tipo de opiáceos naturales que generan placer, sino también la producción de prolactina, que participa en la sensación de plenitud después del orgasmo, y la secreción de oxitocina, una hormona que promueve el apego emocional. La naturaleza realmente ha proporcionado todo un cóctel para nuestro disfrute.

Sin embargo, no compartimos la cama con alguien sólo porque nuestras variaciones hormonales son sincrónicas. Otros productos químicos también condimentan el encuentro.

Las feromonas nos llevan por la nariz

Los neurobiólogos están convencidos que al igual que los insectos y otros mamíferos, también respondemos a la llamada de las feromonas. En 1991, descubrieron que tenemos en la nariz no uno, sino dos sistemas de recogida: la mucosa olfativa, que se encuentra en la cavidad nasal, y el órgano de Jacobson o órgano vomeronasal (OVN), que está al acecho bajo la mucosa del tabique nasal.

Este pequeño divertículo atrofiado de 1 milímetro de diámetro se especializa en la detección de olores que la mucosa olfativa no percibe: feromonas.

Se sabe que, en animales, el VNO corresponde a un área específica del cerebro. Como no fue posible detectar esta estructura en los seres humanos, los científicos inicialmente pensaron que este cuerpo no estaba presente. Ahora creen que el VNO estaría en conexión directa con el hipotálamo nervioso porque diferentes experiencias han demostrado que las feromonas ejercen clara acción en los seres humanos.

Por ejemplo, el fenómeno de la sincronización de los ciclos, a menudo se observa en las comunidades femeninas. En un estudio se recogieron secreciones de axilas de mujeres que menstrúan regularmente y se pusieron bajo la nariz de otras mujeres.

Resultado: las fechas de su menstruación convergieron. Algunos investigadores también han utilizado con éxito el mismo método para regular los ciclos de las mujeres con dismenorrea.

Cuando suena la llamada de la carne

Tipos de atracción sexualSabemos que algunas de las glándulas sudoríparas de los hombres secretan esteroides, (Androstenol y Androsterona) conocidos por su papel como atrayentes sexuales. Los investigadores rociaron con androstenona una silla al azar en la sala de espera de un dentista. Las mujeres se sentaron con más gusto mientras que los hombres tendían a evitar sentarse.

Cada sexo tendría entonces sus feromonas específicas, secretadas por las glándulas sebáceas: en las regiones de los párpados, axilas, pecho y anogenitales. Se encontró en las secreciones vaginales de las mujeres sustancias que atraen poderosamente al macho.

Varios estudios han demostrado que añadir feromonas al perfume habitual de las mujeres o los hombres después del afeitado aumenta significativamente su conducta sexual y afectiva (caricias, besos).

¿Una sensibilidad “animal”?

Sin embargo, si realmente los compuestos del sudor influyen en el cerebro de los seres humanos, ¿debemos aventurarnos con cualquier persona y no elegir alguien en particular?. Es posible, a menos que estas moléculas varíen de un individuo a otro, lo que nunca ha sido probado. Tengamos presente que nuestros sentidos lideran el camino de nuestras atracciones.

Varios experimentos han demostrado que los hombres se sienten inconscientemente más atraídos por las mujeres cuyas pupilas están dilatadas, un signo que refleja, en principio, que están excitadas. En el Renacimiento, los italianos ya estaban usando gotas para los ojos que contenían belladona, lo que les servía para ampliar sus pupilas.

La audición también juega un papel importante. El tono de las modulaciones de voz y “caricias” pueden ser suficientes para ponernos en estado de agitación. Los hombres se sienten más atraídos por las voces graves de las mujeres y ellas por la baja vibración.

El “cortejo” continúa a través del tacto, el vocabulario fundamental del amor. El primer beso en la boca hace que un hombre y una mujer se den cuenta hasta donde quieren llegar.

El “buen olor” en el otro

A pesar de que estamos expuestos a miles de olores, nuestro instinto primitivo está igualmente condicionado por el olor, no sólo de las fragancias, también de las feromonas de nuestra pareja.

Varios experimentos han demostrado que es relativamente fácil distinguir si una camisa ha sido usada por un hombre o una mujer. Un estudio (publicado en el 2002 en Nature Genetics) demuestra que las mujeres eran capaces de distinguir las diferencias de olores asociados con un solo alelo de un gen y que preferían los olores de los hombres con genes similares a los de su padre.

Otro estudio realizado en 2001 mostró que los hombres podían percibir los olores de prendas de mujeres usadas durante todo el periodo ovulatorio.

¿El libre albedrío o la predestinación?

Atracción sexual: definiciónEn realidad, no todo es tan simple. Debido a que la información recogida por nuestros órganos sensoriales también pasa a través del filtro de nuestra historia. Si encontramos “encantadora” a una persona por una característica física (una sonrisa, un hoyuelo, los “dientes de la suerte”), a menudo es porque nos recuerda a un ser querido. Nuestras preferencias se forjan desde muy temprano.

El neuropsiquiatra Boris Cyrulnik mostró que los recién nacidos cuyas madres comieron una salsa como el alioli en los últimos tres meses del embarazo, se sentían felices que les pusieran una gota de ese alimento en la lengua. Mientras que los bebés cuyas madres no probaron la preparación durante su embarazo hicieron una mueca de disgusto.

Nuestro “cerebro racional” también evita que estemos sujetos al determinismo biológico. Estamos influenciados por los imperativos culturales y sociales de la moda: coche, ropa de diseño y otros signos de poder y el éxito social. Pero también es creciente el rechazo al machismo, lo que hace más fácil a las mujeres enamorarse de un chico romántico o tímido. Además está el sexto sentido social, que siempre nos hace coincidir con gente de nuestro entorno.

Nuestra personalidad psicológica finalmente guía nuestra elección. Por ejemplo, si queremos alguien con un carácter independiente, es probable que elijamos un(a) compañero reservado que le guste su espacio y no sea tan pegajoso.

Afortunadamente, todas estas influencias las tenemos “sin el conocimiento de nuestra propia voluntad” y el origen de nuestros impulsos es tan multifactorial que seguimos siendo incapaces de explicar el misterio del amor.

Seducción: signos de atracción sexual

Signos de atracción sexual¿Por qué un hombre se siente atraído por la mujer de otro?. ¿Cuáles son los secretos de la atracción física?. Marieclaire.fr explica muchas de las facetas de la atracción.

La atracción física

Para algunas mujeres, la atracción física se reduce sólo a la atracción que se puede sentir hacia un buen aspecto. “Nosotros no lo llamamos atracción física para nada”, explica Luisa Margaux.

La atracción física es más una cuestión de atracción sexual que a la belleza física. “Usted puede ser atraído físicamente por alguien a quien no encuentra necesariamente bello. Por otra parte, a menudo sucede que se siente atraído por alguien sin saber por qué”.

La atracción física es principalmente el hecho de lo inconsciente. Es difícil explicar por qué él y no otro. Generalmente, este inconsciente nos conduce a volver al mismo tipo de hombre, mismo físico o con cualidades similares.

Pero, ¿qué factores son responsables de la atracción física?. ¿Qué impulsa a una mujer ir por tal o cual hombre?. Los estudios en sí son contradictorios. Mientras que algunos afirman que uno se siente atraído por las personas que recuerdan al padre o la madre que nos crio, otros teorizan atracción como una mezcla simple de hormonas.

¿La atracción física tiene sus características?

Verdadero. Como lo explica Lubomir Lamy en su libro “Los verdaderos signos de incipiente amor en 50 experimentos,” la atracción física puede ser detectada por una variedad de síntomas. Por lo tanto, la investigación logró demostrar que la persona tiende a dilatarse hacia alguien para quien siente atracción física.

¿El amor y la atracción física deben ir necesariamente de la mano?

Falso. Si bien aceptamos plenamente que podemos sentir atracción física sin experimentar ningún sentimiento de amor, lo contrario también es cierto. De hecho, es posible estar enamorada de alguien sin sentir ninguna atracción física por él.

Ser guapo o hermoso para alguien no necesariamente significa que exista atracción. Sea testigo de la gran cantidad de historias de amor entre personas asexuales. Ellos y ellas aman a su pareja, sin embargo, no consideran el acto sexual como parte de su vida de casados. La atracción, el sentido sexual, no parece estar presente en cada historia de amor.

El deseo sexual está en la cabeza

Los psicoanalistas y neurocientíficos están de acuerdo en una cosa: todo ocurre en nuestro cerebro. La última investigación lo confirma: es él y sólo él quien gobierna nuestra libido.
Algunos signos son inconfundibles: palpitaciones, manos sudorosas, pupilas dilatadas, etc. Cuando deseamos, nuestros cuerpos hablan, pero las indicaciones fisiológicas que nos dan son el fruto de una verdadera acción neuronal y mental.

“El cerebro es nuestro primer órgano sexual”, dice el psicoterapeuta y terapeuta sexual Alain Héril (Continentes femeninos, Gawsewitch, 2008).

¿Qué provoca la atracción?

Atracción sexualEl neurobiólogo Lucy Vicente define el deseo como un interés sexual en su pareja que puede ser provocado por dos factores: por un lado, el deseo de reproducirse; en segundo lugar, toda la evidencia tangible, emocional, conductual almacenada por la historia de cada uno.

Todo comienza, por supuesto, desde el nacimiento, con nuestros padres, explica Lucy Vicente: “De niño, todas las características físicas y psicológicas asociadas con los que nos crían y se encargan de nosotros se registra en nuestro cerebro y se asocian con sensaciones agradables, como la atención, el interés, el cariño, etc.

En definitiva, todo lo que pone al bebé en un estado de bienestar, más tarde lo buscaremos en alguien que nos recuerde estas actitudes de nuestros progenitores. Así, nuestro cerebro lo asociará inmediatamente con la noción de placer.

Otros parámetros también jugarán un papel desde la pubertad. “Cuando se produce el desarrollo sexual, hormonas; estrógeno en niñas, testosterona para los niños, el cerebro se prepara para estar atento a los signos relacionados con el sexo”.

No somos biológicamente idénticos, y esto afecta a nuestras decisiones. El hombre produce miles de millones de espermatozoides; las mujeres, un óvulo al mes. Cuando ella está embarazada, su energía se desgastara rápidamente durante al menos nueve meses pero tiene una recompensa: tendrá un hijo.

El hombre nunca está seguro de su paternidad biológica pero sin darse cuenta trata de encontrar una esposa fértil y fiel que garantice su linaje. “Su deseo es activado por lo que su cerebro identifica como signos de fertilidad: labios pulposos, armoniosa de cuerpo, pelo brillante, mirada sexy, sonrisa, pechos formados. Las feromonas son todos los detalles prometedores que el hombre puede sentir”. Lucy Vicente lo ha revelado en su libro de deseo del (Albin Michel, 2009).

Por su parte, las mujeres tratan de asegurar la supervivencia y la seguridad de sus hijos. Tomando una perspectiva heterosexual y “tradicionalista”, se sienten atraídas por una voz profunda, la forma de la cara, los olores y las feromonas también, como la androsterona, lo que, de acuerdo con Lucy Vicente, tiene un fuerte poder de atracción sexual en el sexo débil.

Con la llegada de la píldora aparecieron cambios biológicos, “la mujer puede ahora optar por tener hijos o no, ella puede sentirse atraída por un hombre más “femenino” que cuide a los niños, es decir, un hombre con bajos niveles de testosterona”.

Que activa la seducción

La importancia de estos muchos criterios varía en función de nuestras experiencias emocionales. Son diferentes en cada individuo y permiten iniciar un proceso de seducción, enviando mensajes inconscientes a nuestro cerebro. La información fluye sin nuestro conocimiento, pero nuestro cerebro lo graba en su totalidad. Por ejemplo, la forma del cuerpo de otra persona.

“La voz y sobre todo los ojos pueden despertar nuestra atención y despertar nuestro deseo. La voz se utiliza para pronunciar palabras y explayar lo que imaginamos”, dice la psicoanalista Marie-Jean Sauret, autor de “El efecto revolucionario del síntoma” (Erès – 2008).

Del mismo modo, la mirada es crucial para la atracción. Cuando nos miramos en un espejo, vemos con nuestros ojos, pero no podemos captar la expresión de nuestros ojos. Por eso, algunos usan la mirada de otros para elegir las prendas adecuadas.

A veces, hay sincronización: nos queremos al mismo tiempo. Hay quienes detectan la química en tres segundos pero hay otros a los que les toma varios meses darse cuenta y necesitan de pistas; una pizca de humor, un guiño, etc.

“Nosotros no somos dueños de nuestro deseo”, dice Jean-Didier Vincent profesor de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de París XI y ex director del Instituto de Neurobiología Alfred Fessard-CNRS. Pero cuando se produce la atracción, las estrategias pueden ser configuradas para decidir mantenerla.

Lo que causa el aburrimiento

“Después de tres años, el período apasionado cae y lo que atrae es la novedad”, dice Lucy Vicente. Según ella, “al final del período de amor loco, la fase de negamiento fisiológico en el cerebro termina”.

Desde un punto de vista psicológico, el deseo cae cuando nos damos cuenta de que nuestra pareja no es la persona ideal que habíamos imaginado. “Pusimos una pantalla de fantasía entre él y nosotros, pero con el tiempo sucede que vemos otra realidad”, explica Marie-Jean Sauret.

La creación imaginaria se agrieta. Descubrimos que lo queríamos porque nos recordaba al padre, la madre o el hermano amado (personas con las que estaba prohibido el goce sexual).

¿Cómo estimular el entusiasmo?

“Si el deseo se provoca, sale”, dice el analista Patrick Lambouley. Tenemos que buscarlo no sólo cuando peligra nuestra relación.

“Cuando se tiene una pareja por largo tiempo y no puede atraerla fácilmente, pruebe de modificar su aroma”, dice Lucy Vicente.

La sexóloga Ghislaine París alienta a sus pacientes a activar su imaginación: “Creen escenarios sexuales, aprecie que su pareja sea deseada por otros y escúchela para saber qué es lo que a él o ella le gustaría de usted”.

Otros factores que favorecen la atracción sexual

El instinto de protección

Al ser adultos podemos despertar estos mismos instintos en la otra persona a través de nuestro comportamiento. Muchos se sienten muy atraídos por personas que pueden proteger y engatusar.

La importancia de la simetría

Los estudios han demostrado que los rostros simétricos son objetivamente más atractivos. Esto se explica por el hecho de que vinculamos rasgos de equilibrio y regularidad con los genes de calidad. Sin embargo, no es una verdad absoluta. Sobre todo porque es raro tener un rostro perfectamente simétrico.

El exotismo: una ventaja atractiva

Sentirse atraído por lo que es diferente es algo muy común y natural. En algunos países donde hay pocas rubias naturales, la gente de cabello claro es considerada más atractiva. Una tendencia que también se observa en Asia Oriental, donde los modelos de moda son aquellas que se asemejan más a las de tipo occidental. Esto podría explicarse desde el punto de vista evolutivo mediante la búsqueda de diferentes genes capaces de enriquecer el patrimonio genético de la descendencia.

Un estilo de vida saludable es sexy

Hubo un momento en que el exceso de peso era atractivo, mientras que las personas delgadas eran mal vistas y consideradas desnutridas. La mayoría de las personas con sobrepeso eran consideradas saludables.

Hoy en día, la tendencia se ha invertido: las personas más delgadas tienen una dieta más saludable, mientras que las personas con sobrepeso no prestan atención a lo que comen. El equilibrio hormonal relacionado con una dieta equilibrada contribuye a los rasgos físicos más atractivos: el pelo más denso, piel clara, etc.

Atracción sexual o amor

Atracción sexualCuando se habla de la atracción, tenga en cuenta que no es lo mismo si buscamos una relación pasajera o si queremos algo más serio. Para una simple aventura, los rasgos físicos nos pueden dar placer. Sin embargo, cuando estamos en busca de amor, nos aferramos a criterios que nos inspiran estabilidad, fidelidad y atención.

Lenguaje corporal

A veces una persona que no se corresponde a nuestros criterios de la belleza física nos puede atraer por sus gestos y su manera de hablar. Nos sentimos atraídos por personas que confían en sí mismas y dan señales de ello: espalda recta, los hombros hacia atrás, fanfarronería, sonrisa, mirada determinada.

No se arriesgue

Se ha demostrado que nos sentimos más atraídos por los rasgos físicos que son familiares, como los de las personas en nuestra familia. Estamos tranquilos por que los conocemos desde la infancia.

Es por eso que nos gusta encontrar esta semejanza en nuestros seres queridos. Esto es lo que Freud llama el “complejo de Edipo o Electra”. En realidad, muchas parejas comienzan con parejas similares a su padre o a su madre.

En las mujeres, la atracción depende de los ciclos

Los estudios han demostrado que los criterios de atracción de las mujeres varían de acuerdo con sus ciclos. Durante los días de la ovulación, ven a los hombres viriles y fuertes, mientras que durante la menstruación, una mujer busca un hombre más femenino y suave, cualidades que la tranquilizan.

El humor atrae

A la mayoría de las parejas les gusta compartir momentos de risa. Las personas que nos hicieron reír nos marcan más. Por encima de todo, nos sentimos más emocionalmente conectados con alguien que nos hace reír y nos divierte.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de los excelentes libros:

Descubre el orgasmo femenino

El orgasmo femeninoDescubre lo que debes hacer para complacer a tu pareja con intensos orgasmos femeninos.

sexualidad

100 Juegos Sexuales – Aumente La Pasion, Diversion E Intimidad

posiciones para hacer el amorVersión española del Best-Seller “100 Great Sex Games For Couples”.

sexualidad

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *