Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El síndrome de excitación genital persistente en la mujer

El síndrome de excitación genital persistente: patología permanente

Síndrome de excitación genital persistente¿Ha experimentado la exitacion sexualmente permanente? La idea puede hacernos sonreír. Sin embargo, el síndrome de exitación genital permanente es una realidad muy dolorosa para los pacientes. Después de haber tratado de definir con precisión este trastorno, los médicos ahora son capaces de ofrecerles tratamientos mejor adaptados.

Es muy difícil tener cifras precisas sobre la frecuencia del síndrome de excitación genital permanente. El desorden comenzó a ser discutido en las revistas médicas en 1994 y sigue siendo muy «vergonzoso» confesarlo. Es probable que el número de casos reportados se siga incrementando pero una cosa es cierta, las mujeres se ven mucho más afectadas que los hombres.

El síndrome de exitación permanente fue reconocido por un comité de expertos internacionales en el 2004 como una patología. El síndrome de exitación genital permanente tiene los siguientes síntomas:

  • Sensaciones no deseadas o embarazosas de excitación genital con ausencia de deseo o fantasías.
  • Orgasmos espontáneos no deseados o vergonzosos con ausencia de deseo o fantasía.
  • Síntoma de piernas inquietas.
  • Síntoma de la vejiga hiperactiva.
  • Empeoramiento de los síntomas de excitación genital mientras se está sentado.

Para confirmar el diagnóstico, los médicos emplean un examen clínico riguroso asociado con pruebas adicionales (MRI, ecografía pélvica, resonancia magnética y/o la exploración biológica).

Las causas del síndrome son todavía difíciles de establecer con certeza y difieren entre los estudios. La enfermedad podría tener orígenes psicológicos, hormonales y/o neurológicos. O ser promovido por las varices pélvicas o sustancias antidepresivas. El tratamiento consiste en psicoterapia, medicamentos especialmente basados en el clonazepam, etc.

Cuando la exitación sexual se convierte en permanente

Algunas mujeres desarrollan el síndrome de exitación permanente sin tener pensamientos eróticos, lo cual puede parecer divertido para nosotros. Sin embargo, ellas viven un infierno.

El priapismo femenino

Síndrome de excitación genital persistenteEn los últimos años, las mujeres que sufren de excitación permanente son objeto de una especial atención. Si la falta de deseo y la emoción son los problemas más comunes en las mujeres, la excitación permanente es uno de más raros.
Al igual que el priapismo masculino (erección que dura más de lo habitual), esta condición es muy debilitante y estresante. La mayoría de las víctimas en realidad reconocen su desesperación.

Cuando la excitación se convierte en una pesadilla

Se hace insoportable cuando con solamente la presión sobre las partes íntimas causa un orgasmo. El viaje en coche es una tortura cuando se padece. Marta cuenta su experiencia: “Hablé con mis familiares sobre el trastorno que sufro, al principio pensaron que era divertido y luego se dieron cuenta que no”

“Siento constantemente una excitación sexual muy grande, que es puramente física y no se acompaña con fantasías sexuales o románticas”, es el testimonio de una paciente que, al igual que otras víctimas, pensaron en el suicidio.

¿Cómo ayudar a estas mujeres? Por ahora, muchas, muchas incógnitas permanecen en cuanto a la manera adecuada de tratar este problema en cada mujer. Una encuesta estadounidense de Internet nos cuenta que los pacientes tienen muy diferentes edades y clases.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Varias hipótesis han sido propuestas para explicar el origen de este fenómeno: una malformación arteriovenosa que conduce a un riego permanente y excesivo del clítoris, una anormalidad del sistema nervioso periférico (el área genital) o central (cerebro), el tomar o dejar de tomar ciertos medicamentos (antidepresivos e inhibidores de la re-captación de serotonina).

Es hora de que la investigación se moje un poco

Síndrome de excitación permanenteActualmente no hay ningún tratamiento aprobado para este síndrome. Varios estudios informan de una mejora usando vasopresina, que reduce el riego del clítoris o la terapia electro-convulsiva, incluso en una paciente que sufrió en paralelo una gran depresión.

Por tanto, quedan muchas preguntas sin resolver. El especialista de este raro síndrome, el Dr. David Goldmeier del Hospital St. Mary de Londres sugiere que se realice más investigación, no sólo porque es una condición estresante y embarazosa, sinó también porque la identificación de estas causas y el tratamiento podrían conducir a una mejor comprensión de otros aspectos de la sexualidad femenina.

El sufrimiento de Amanda Gryce: 50 orgasmos al día

A los 24 años, Amanda Gryce sufre el trastorno de la excitación sexual. Luchando constantemente con su cuerpo, que puede tener hasta 50 orgasmos al día. Una situación muy embarazosa e incómoda que incluso la obligó a no tener relaciones sexuales.

Si el orgasmo suele ser un momento de placer, este no es el caso de esta joven, que sufre de trastorno de la excitación genital persistente. Una condición muy poco común que causa orgasmos repetidos y no controlados durante todo el día. Hasta 10 orgasmos por hora «Puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento», dice Amanda Gryce. «Puedo tener 50 orgasmos en un solo día y de cinco a diez en una hora.

Síndrome de excitación permanenteSólo entrar en un coche o escuchar un sonido puede desencadenar un orgasmo. «Es una sensación de emoción que provoca un alivio temporal a pesar de la falta de deseo o la estimulación sexual. Una situación, obviamente, difícil de vivir, especialmente porque estos orgasmos involuntarios pueden ocurrir en cualquier momento, sin nada que los motive”

«Cuando esto sucede cuando estoy en público o con mis amigos, realmente me mata”. “Sólo tengo que mostrar mi sonrisa más amplia y actuar como si nada hubiera pasado», dice Amanda, quien vive con la enfermedad desde los 6 años de edad.

A pesar de haber cumplido un año de relación con su novio Stuart hace poco tiempo, los médicos le han prohibido tener sexo para encontrar una cura. «Debo tomar el control de mi enfermedad y no al contrario»

Recientemente, ella ha conocido a un médico especialista en dolor pélvico que le sugirió seguir un tratamiento de ejercicios de meditación y relajación. Un método que parece funcionar. «Me dio algunos consejos para reducir la intensidad de mis orgasmos, aunque todavía son numerosos todos los días”.

“Tomo medicamentos y hago ejercicio para acostumbrarme a no pensar. Tomo el control de mi enfermedad en lugar de lo contrario, ¡es como un sueño hecho realidad para mí!», se entusiasma Amanda, que espera por fin volver a la vida normal.

El síndrome de excitación permanente la llevó al suicidio

Síndrome de exitación genital persistenteMientras que unas sueñan tener una vida sexual más frecuente e intensa, a Gretchen Molannen esta condición la empujó al suicidio. Víctima del síndrome de excitación genital persistente, dio a luz el día antes de su muerte. Ella brindó un testimonio conmovedor sobre el infierno que vivió durante 16 años.

Esta americana de 39 años sufría de una excitación sexual persistente. La única solución para aliviar esa emoción incontrolable era masturbarse, a veces durante horas, hasta el orgasmo.

El 01 de diciembre 2012 en Spring Hill, Florida, Gretchen Molannen, encontró en la muerte una solución, tras la publicación de su testimonio en el Tampa Bay Times, sobre el calvario que sufrió durante 16 años.

Para entender mejor los orígenes del síndrome de exitación permanente, el profesor Waldinger realizó entre el 2004 y 2008, un estudio de 18 mujeres que cumplen los cinco criterios. Cada paciente fue evaluada y entrevistada por sexólogos, neurólogos y psiquiatras. Se les realizo una resonancia magnética al cerebro y la pelvis, y un Doppler-eco vaginal en caso necesario.

Las conclusiones del estudio mencionan que en la mayoría de mujeres, el síndrome apareció en los primeros años después de la menopausia, ningún trastorno psiquiátrico precedió a la aparición de los síntomas. Las pacientes describen sus sensaciones con dificultad, pero con más frecuencia.

El resultado más interesante es la frecuente asociación con el síndrome de piernas inquietas y el síndrome de vejiga hiperactiva.

Lo que llevó al doctor a sugerir clonazepam como un tratamiento ya establecido en otros dos síndromes similares. De las 16 mujeres que habían aceptado la medicación, el 56% había experimentado una mejoría en los síntomas y 26% una eficacia sólo transitoria, por dos o tres semanas. Otras terapias utilizadas en caso de fallo de clonazepam: oxazepam y tramadol.

Estos resultados parecen contradecir los estudios previos, donde se menciona que el síndrome de exitación permanente es mayormente determinado por motivos psicológicos (como la ansiedad generalizada o trastorno obsesivo-compulsivo).

Aunque no debemos pasar por alto la importancia de los factores psicológicos, la asociación con el síndrome de piernas inquietas y el de vejiga hiperactiva podría significar un gran avance en la comprensión de esta situación, lo cual para muchos sigue siendo un misterio.

Reportaje sobre el síndrome de excitación genital persistente

Les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujer

El mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

Buena En La Cama – Consejos Sexuales Para Volverlo Loco

como hacer bien el amor a un hombreA la cama es donde el hombre la quiere llevar, si logra que no quiera irse, lo tendrá siempre con usted

sexualidad

 

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *