Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo hacer bien el amor a un hombre

¿Cómo hacer el amor a un hombre?

Como hacer bien el amor a un hombreHacer el amor a un hombre… parece un tema muy amplio casi imposible de controlar. Sin embargo, siguiendo unas reglas básicas, tendrás a mano el conocimiento suficiente para volver loco de placer a la mayoría de hombres.

Hay que saber que aunque hay parejas que no, la mayoría de ellas prefieren estar limpias y los cuerpos perfumados para poder desinhibirse completamente. Es una recomendación que desde aquí les damos.

Recogemos aquí lo que es indispensable saber para hacer bien el amor a un hombre.

Cómo hacer bien el amor a un hombre: La vista es la que trabaja

Muchos hombres, por no decir todos, se excitan mirando y les gusta mirar a la mujer, es por eso que la mujer que sabe enseñarse es irresistible para la mayoría de hombres.

Las miradas sensuales, el mostrarle el busto cuando sabe que él lo mira y dejar que lo goce pues usted no lo mira, al mismo tiempo usted puede coger aire profundamente o inclinarse para resaltar sus curvas, agacharse con las piernas estiradas de manera inocente y dejar que él se explaye con la visión de sus nalgas, el reírse con complicidad cuando le descubra mirándola, el tocarse cuando está con él demostrando su excitación, dejar escapar un pezoncito o tirarse para delante para que la curiosidad y el morbo de él le cautiven, el mostrarle un momento y de manera fortuita sus bragas cuando está con faldas, tocarse el labio con su dedito mostrando un poquito de su lengua de manera sensual, en definitiva, debe de mostrar sus mejores atributos de manera inocente al principio e ir convirtiéndose en una chica mala y desinhibida al final.

No tenga complejos, el sexo es muy instintivo, trate de encontrar que es lo que le gusta más a los hombres y utilícelo con su pareja para ver si le da a él morbo y lo calienta.

Si le logra hacer ver a su pareja que está muy caliente y que él es el único elegido para satisfacer ese deseo, logrará que él no le quite la vista de encima y obtendrá toda su atención.

Cómo hacer bien el amor a un hombre: besos y caricias

A menudo creemos que sólo son las mujeres que son ávidas de caricias y mimos, mientras que los hombres prefieren ir a lo esencial. Puedo asegurarles que eso es totalmente falso!.

Los hombres (como las mujeres) son receptivos a las caricias y los besos, sería realmente malo privarlos de estos juegos que son indispensables para hacer subir la excitación.

Descubra y redescubra la piel que tiene bajo sus manos, haga de sus manos las exploradoras del cuerpo de su compañero…

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Persista en las zonas que lo hacen estremecer, en general esas son las zonas donde la piel es más fina y tiene más conexiones nerviosas como la nuca, los pezones, el interior de los muslos, las nalgas…

Utilice su imaginación y trate de sentir la reacción de su compañero, mordisquee, palpe, roce, utilice la puntita de su lengua, en fin trate de encontrar la manera eficaz para lograr que él se caliente sin todavía llegar a acercarse al sexo.

Cuando sienta que sus caricias están surtiendo efecto y que él está caliente, pase a la etapa siguiente.

Hacer el amor a un hombre: el miembro viril

Como aser el amor aun hombreCada hombre es diferente y el conocerlo y saber como satisfacerlo hará que usted sea la única y diferente, la mujer que sabe lo que le gusta, la única hembra que le pone. Tal vez este lenguaje resulte un poco soez pero es a propósito, para hacerle entender lo animal e irracional que es el sexo y que aunque existan cosas que funcionan para la mayoría, siempre hay que dejarse llevar, divertirse, descubrir y gozar haciendo que su pareja disfrute.

Cuando hablamos del pene hay que partir de la idea que lo mejor para todos es prolongar la eyaculación del hombre lo máximo posible, así el deseo de él crece y su placer también. (Ver apartado de eyaculación precoz si quiere conocer algunos trucos para retener la eyaculación). Ese tiene que ser el objetivo, aunque a veces por tiempo no sea la prioridad.

Le explicaremos maneras de disfrutar cuando estén con tiempo, relajados y pensando en hacer gozar a su hombre, pues a veces puede significar que la mujer trate de controlar su cuerpo para que el compañero no se desborde.

Hay veces en que el hombre está tan excitado que hacer que no se venga es casi imposible, disfrútelo, la mayoría de hombres en ciertos momentos si eyaculan, pueden volver a retomar el acto después de unos momentos. Si usted está todavía caliente, trate de tocarse, enseñarse y gozar para que él vuelva a retomar el acto (no pierda la calentura, pero déjele un tiempo para recuperarse), rásquele los testículos, dígale que le ayude con algún juguete, incítele de nuevo a darle placer a usted, haga que le dé placer oral.

Esto le volverá a estimular, ya verá que se vuelve a excitar, retome de nuevo el acto comiendo su miembro antes que la penetre por ejemplo. Tenga en cuenta que lo más normal es que él tarde mucho más en venirse, por tanto la penetración puede llegar a ser mucho más salvaje y duradera. En definitiva, si usted sabe cómo es su hombre, aún cuando él se venga, si usted sigue caliente, manténgase así y no se desespere ni enfade, ya que con su ayuda, él aprenderá a retrasar la eyaculación. Mientras tanto, puede hacer que su compañero le haga sexo oral, llegar al orgasmo usted misma mientras él la mira, tal vez usando con él algún juguete o hacer que la penetre de nuevo.

Le explicaremos a continuación unos cuantos trucos para jugar con el pene y darle el máximo placer a su pareja:

La masturbación

Lo primero que queremos decir es que es importante saber que la parte más sensible es el glande, por tanto evite pellizcarlo o rascarlo con sus uñas. La humectación es muy importante.

Tal vez a él le guste mucho al principio el hacerle retroceder la piel del prepucio muy despacito y en seco, aunque más adelante tendrá que aumentar su velocidad, por tanto aumente la humidificación del miembro a medida que aumenta la velocidad de la masturbación. Recomendamos usar saliva, aunque también puede valerse de aceites para masajes o lubricantes especiales.

También es muy placentero para él las caricias en los testículos, trate de acariciarlos e incluso rascarlos suavemente con sus uñas… capte la reacción en él o bien pregúntele si le gusta con más o menos intensidad.

Cuando el pene esté lubricado trate de sacar el glande en toda su amplitud tirando del prepucio hacia atrás, despacito y vaya viendo como él reacciona, eso es excitante para los dos.

Los movimientos tienen que ser constantes arriba y abajo, trate de vez en cuando de rozar con un dedo el glande, voltear o girar un poquito su mano, apretar con los dedos la parte inferior del pene, humectar el pene si ve que se seca, aunque tenga en cuenta que cuanto más húmedo esté, menor sensibilidad tendrá.

Después de un rato puede parar de masturbarle para que él no se venga y usted descanse y empezar de nuevo a otra velocidad, así hará que él aguante y disfrute mucho más. Si ve que su glande está al “rojo vivo”, entonces trate de ir despacio pues él está a punto de venirse. Aporte en ese momento un movimiento diferente. Use su imaginación y trate de ver la reacción de su pareja!.

Una técnica muy placentera es con una mano acariciarle la parte del escroto y apretar suavemente los músculos de la parte inferior del piso pélvico, justo un poco antes del ano, realizando los movimientos de la masturbación en la misma dirección y al mismo tiempo que con la otra mano le agarra el pene.

Por último si su pareja no tiene tabús ni prejuicios, trate de explorar mientras le masturba su ano, pues si consigue llegar cerca de donde él tiene la próstata le hará ver las estrellas, pues habrá encontrado su punto G!. Empiece con su dedo y/o ayúdese de algo para llegar a él, requiere de experiencia el encontrarlo, pero merece la pena si se encuentra. No quiero olvidar decirle que lo mejor es hacer este acto con aceites o lubricantes para no causarle dolor.

La felación

Como hacer bien el amor aun hombreEste es un arte delicado que da un alto estatus o caché a la amante que lo domina. No hay que usarlo como una opción obligada para cada acto, sino mas bien como un regalo que le da cuando le apetezca, para usted tiene que ser un placer de la misma manera que lo será, si bien aplicado está, para su pareja.

Evidentemente puede combinar la masturbación con la felación, tanto para descansar usted como para darle nuevas sensaciones a él. Es importante que adopte una postura cómoda para usted antes de empezar con el acto. Otro apunte que quisiera darle es que tal vez tenga problemas si su pareja tiene demasiado vello en sus genitales, trate de convencer a su pareja para que se lo afeite o aún mejor, aféitelo usted, puede ser un juego excitante y pueden gozar con ello, pero lo que al final es claro es que él y usted van a gozar más de la felación.

No se eche directamente sobre el sexo de su pareja, déjele la frustración de la dulce espera. Recorra con sus labios su torso, el interior de sus muslos, recorra el escroto con su lengua y juegue con sus testículos, pase al lado del pene pero no le haga demasiado caso en un primer instante…

En el momento que se percate que la espera para él se hace insostenible, pruebe su sexo, despacio al principio tratando con sus labios y la ayuda de sus manos descubrir al máximo su glande, echando el prepucio para atrás, así humedecerá el glande y cuanto más húmedo esté, más rápido y menos delicada deberá ser. Es muy importante que no roce con los dientes el pene, pues normalmente provocará dolor.

Utilice su lengua y sus manos para variar los movimientos aunque no a todos los hombres les gusta que se varíe constantemente, trate de observar las reacciones de él, mírelo de vez en cuando, él puede encontrar su mirada realmente excitante.

No tiene que arriesgarse a desencajar su mandíbula, una buena mamada no tiene porqué ser forzosamente larga, como se suele decir, la calidad es mejor que la cantidad en este caso. Un simple “tengo ganas de ti” puede poner fin a la felación sin que la pareja sienta ninguna frustración, muy al contrario…

Posiciones para hacer bien el amor a un hombre

Posiciones para hacer bien el amor a un hombreEn este instante, si usted ha seguido los consejos, su hombre estará en un estado avanzado de excitación. Cada pareja en este sentido tiene sus propias reglas y su mejor manera de encajar, practique!.

Trate de evitar estar pasiva en el acto, puede dejar que él controle el acto, pero trate de aportar con sus movimientos pélvicos, mordisqueándole el cuello o la oreja, susúrrele cuando lo hace bien, apriete o contraiga su vagina al máximo para que él note el enorme placer que eso provoca, esta técnica es realmente buena para los dos, aunque relájela si ve que él va a terminar y no es su deseo.

Trate de prolongar el acto, cambie de posición cuando vea que que el orgasmo de él es inminente, el hombre a diferencia de la mujer necesita descansar un lapso de tiempo más largo una vez eyacula y no puede mantener el estado de excitación máxima durante tanto tiempo como la mujer, así que si logra prolongárselo aunque sólo sea unos instantes verá en su expresión la satisfacción que le provoca. Hay hombres que con la práctica y dependiendo de los momentos pueden hacer que el estado de máxima excitación se prolongue, pero sin su ayuda lo más normal es que no lo logre, trate de leerlo y sobretodo practiquen!.

Piense que cada vez que el hombre contrae las nalgas para embestir, contrae también los músculos de la próstata y cuantas más veces y con más intensidad lo haga, antes eyaculará. Le digo esto para que busque cuando tomar usted la iniciativa y por ejemplo ponerse encima de él o en una posición en la que él tenga esos músculos más relajados para lograr que el placer sea más duradero, aunque puede que no siempre lo quieran, experimenten y gocen.

Posiciones hay miles, vean el kamasutra, pero no es necesario practicarlas todas ni mucho menos, lo importante es que ustedes se sientan bien, ya sea en una posición determinada, juntando sus pezones mientras realizan el acto, o jugando con el ano, le repito experimente con su pareja sin complejos y con ganas de hacer algo que le haga sentir que es usted la persona que más le conoce y le hace sentir un placer que nadie le ha hecho sentir jamás. Logre eso y se lo agradecerá siempre.

Hacer el amor a un hombre: después de sexo

¿Desea ofrecerle a su hombre un final perfecto?, una vez él se haya venido, descienda despacio entre sus piernas y lama o chupe delicadamente su sexo todavía hinchado por el placer. Será un colofón para ese momento, una delicia.

Después de eso, el hombre estará relajado. Es importante sentir la paz y el amor y dejar que cada uno se exprese. Adáptese a él sin forzarlo a hacer su voluntad pues al hombre normalmente le baja la libido de golpe. Pueden si la situación es propicia, comentar el acto dejando caer algunas ideas para las veces próximas.

Es importante que los dos queden satisfechos. Si uno ha terminado y el otro no, hay maneras de terminar al compañero y es una manera de respeto y parte del juego al final, pues a quién no le gusta dar placer a la persona que ama.

Usted tiene ahora las claves a la mano para hacer el sexo de modo divertido, relajado y placentero. El sexo es más una cuestión de sentir que de controlar, aunque no se puede olvidar esto último pues dará lugar a bellos orgasmos.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Sexo oral - HombreCómo darle sexo oral a un hombre

Una guia de buen gusto pero completa sobre el arte del imprescindible para cualquier mujer que quiera dar placer oral a su marido. Presentado por el experto en relaciones de Oprah.

sexualidad

Buena En La Cama – Consejos Sexuales Para Volverlo Loco

como hacer bien el amor a un hombreA la cama es donde el hombre la quiere llevar, si logra que no quiera irse, lo tendrá siempre con usted

sexualidad

 

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *