Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Himen de la mujer: todo sobre esta membrana

El himen

Qué es el himenUn médico nos da toda la información sobre el himen de la mujer. Nos hablará de cómo es el “certificado de virginidad” y la reconstrucción del himen.

¿Qué es el himen femenino?

Es una membrana muy delgada que por lo general cierra parcialmente el orificio vaginal externo en el sexo de la fémina recién nacida. En el mundo occidental, la búsqueda de su presencia en la edad adulta, concretamente en el día de la boda, como “prueba” de la virginidad, data de la Edad Media, cuando el cristianismo defendía la castidad absoluta antes de la noche de bodas. Hoy en día, es sobre todo en los países musulmanes donde su persistencia en las mujeres es importante. En el Islam el sexo fuera del matrimonio es considerando como algo pecaminoso.

¿Qué se siente al romper el himen?

Romper el himenEn el nacimiento, cuando existe, el himen por lo general tiene una apariencia de anillo, la membrana se une a la periferia del orificio vulvar; entre el nacimiento y la edad de tres años, toma una forma de media luna.

Algunos himen que parecen coladores, otros hechos de tiras horizontales. En fin, hay variados. Cuando el himen es circular, el diámetro de su apertura varía mucho de una chica a otra, y no puede en absoluto ser considero como un signo de abuso sexual. De hecho, los estudios científicos demuestran que el diámetro del himen en las niñas que han sido víctimas de abuso sexual no siempre es diferente de las niñas que no han sido objeto de abusos.

Una vez más, la apariencia y el tamaño del himen varían con el crecimiento, hasta el punto de casi desaparecer en la pubertad. De hecho, está hecha de una tela suave, desprovista de fibras sensoriales y vasos sanguíneos y por lo tanto es poco probable que sangre.

Esto también explica que pueda ceder sin dolor en las niñas bajo el efecto de las actividades rutinarias como correr, saltar la cuerda, balanceándose en apoyo, la masturbación y en mujeres adolescentes y adultas, por el uso de tampones o copa menstrual.

Tipos de himen en la mujer:

  • El himen anular: es el más común, con una abertura en el centro.
  • Himen lineal: la abertura es una ranura horizontal o vertical delgada.
  • Himen acribillado: Tiene varias aberturas pequeñas.
  • Himen semilunar: La apertura se encuentra tocando la pared vaginal.Tipos de himen en la mujer

¿Para qué sirve el himen?

Esta es la pregunta más importante, ya que permite entender para que está ahí. La respuesta científica es que el himen no tiene función biológica. Se ha postulado que sirve en el nacimiento para proteger la vagina y el útero de bacterias del exterior, especialmente las heces eliminadas por el intestino.

Es más probable que sea un remanente embriológico, relacionada con la formación de los órganos sexuales de la niña y el niño. Para simplificar: en los niños estas telas se combinan para formar el escroto (piel que rodea los testículos) y desarrollar el exterior para formar el pene; en las niñas, permanecen parcialmente separadas (los labios) o se desarrollan sobre todo internamente (el clítoris, que ahora sabemos que su anatomía neurológica es muy amplia pero invisible).

¿Duele la ruptura del himen?

Rompe himenProbablemente no, porque, de nuevo, el himen veces observable al nacer ya no está en la pubertad si la niña o mujer ha tenido fricción en esa zona. Además, en los países industrializados, el uso del tampón durante la menstruación termina a menudo por eliminar los últimos vestigios de himen cuando todavía existen.

La ausencia de un himen no quiere decir que la primera relación sexual no dolerá y cuando hay dolor durante una primera relación sexual con penetración, no está relacionado con la “ruptura de himen”. Hay muchas otras posibles causas de dolor en el momento del primer encuentro sexual, incluyen:

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

• Falta de experiencia, la precipitación y / o la brutalidad de la pareja.
• Falta de lubricación vaginal, también relacionada con la falta de experiencia o el miedo de que la primera vez se dé sin deseo.
• Contractura de los músculos alrededor de la vagina y los “músculos elevadores del ano”. Esta contracción es espontánea, y si tratas de forzarla, puede ser la causa de lo que se llama “vaginismo”, es decir, un reflejo con contracción dolorosa, que a veces puede evitar la penetración. En contraste, el himen que persiste después de la pubertad puede tolerar relaciones sexuales con penetración y seguir intacto; esto se ha estudiado en algunas mujeres, a pesar de que tienen relaciones sexuales con regularidad, siguen teniendo el himen aún presente.

Pero entonces, ¿por qué en que la primera sexual sangra?

Una vez más, esto es un mito mantenido por las culturas que valoran la virginidad.
Una primera relación sexual con penetración no siempre sangra, aunque sea incómoda o dolorosa (aunque no siempre lo es).

Pero la vulva es una zona sensible y frágil, la penetración demasiado rápida o brutal puede causar sangrado, como cuando nos cepillamos los dientes. Obviamente, cuanto más joven es la mujer, la penetración puede ser más traumática y propensa a sangrar. Y de todos modos, si ella no da su consentimiento, no se trata de sexo sino de violación.

También hay explicaciones no anatómicas, sino culturales. Tras el “sangrado después del primer sexo” después de la noche de bodas, en algunas culturas (mediterráneos, en particular), uno tiende la sábana nupcial por la ventana para mostrar en primer lugar, que se consuma el matrimonio y en segundo lugar que la novia era virgen.

Es obvio que lo que se tiende es un paño enrojecido. Este tipo de práctica perpetúa el mito de que “la primera vez que se rompe el himen se sangra”.

En resumen, ¿hay que entender que la presencia del himen no prueba la virginidad y que su ausencia no significa nada?

Exactamente. Nadie puede afirmar o refutar la “virginidad” de una mujer basada sólo en el examen visual de su himen. Tenga en cuenta también que en los países Europeos, existe la desafortunada tendencia de los médicos (ginecólogos en general) de imponer a las mujeres jóvenes o en la pubertad exámenes ginecológicos y pruebas de Papanicolaou, donde se les enseña los conceptos de “virginidad” y “preservación del himen”.

Añadamos que, en las culturas que valoran la “virginidad”, las mujeres que son sexualmente activas (voluntaria o impuesta) se someten a la penetración anal para “permanecer vírgenes”.

El certificado de virginidad

Certificado de virginidadIncluso para un experto forense, puede ser imposible afirmar o refutar que una mujer ha tenido relaciones sexuales (concedidas o impuestas). Por tanto, no es difícil entender que el “certificado de virginidad” no tiene validez.

Sin embargo, tiene un gran valor simbólico y por eso hay mujeres que les piden a un médico hacerle un certificado de virginidad, lo cual, científicamente hablando, no tiene sentido. No se puede determinar la “virginidad vaginal” a menos que la mujer tenga un himen completamente cerrado, que es extremadamente raro, como los casos raros de imperforación totales que se identifican generalmente en la pubertad y son tratados quirúrgicamente para permitir la menstruación.

Por cierto, las culturas más unidas a la integridad anatómica quieren preservar el himen, ya sea conscientemente o no. Esto debido a la certeza de la paternidad en el caso de que la esposa quede embarazada poco después de su boda. Esta incertidumbre acerca de la paternidad es una de las principales fuentes de conflicto (consciente o no) entre hombres y mujeres en todas las culturas.

¿Si un médico se negase a escribir un certificado de virginidad?

HimenEn Europa, no piden los certificados de virginidad por razones forenses o administrativas, pero sí por razones privadas, psicológicos y simbólicas.

Si se trata de la familia, los suegros o novios que hacen la solicitud, entonces es legítimo que el médico se niegue, por una sencilla razón y profesionalmente esencial, un médico no tiene porque entregar cualquier información sobre una persona a un tercero. Es una violación del secreto profesional.

Tenga en cuenta que también protegen la confidencialidad de la paciente. Un médico que informara a una familia que su hija está usando anticonceptivos, está embarazada y/o interrumpe su embarazo podría ser juzgado. Así que no puede “certificar la virginidad” de un menor de edad, a petición de un tercero, ni siquiera su propia madre, y mucho menos, a petición de una persona extranjera. Sin embargo, si se trata de la propia mujer que lo solicita, a mí me parece que el médico no comete un acto contrario a la ética.

En este caso no es ilegal y no viola el secreto profesional mediante si entrega esa información de interés al sujeto. De hecho, en el Código de Salud Pública y el código de ética, el secreto profesional no es aplicable al propio paciente. Es por eso que, por ejemplo, negarse a dar a un paciente el diagnóstico de su enfermedad, o entregarlo a otra persona es, en principio, sujeto de juicio.

Finalmente, el individuo es libre de hacer lo que quiera con el certificado. No viola la ley de ninguna manera por dárselo a otra persona.

Algunos dirán que una mujer que busca certificados de virginidad puede estar bajo estrés, directa o indirectamente. Es posible. Y no hay manera de estar seguro de lo contrario. Pero no es para que el médico “adivine” o juzgue los motivos de los pacientes.

Por lo tanto, si una mujer solicita un certificado de virginidad, es razonable pensar que tiene una buena razón para hacerlo o que busca la anticoncepción.

Qué es el himen femeninoAnécdota: Me pasó una vez que una joven me pidió un certificado de virginidad porque los padres y suegros se lo exigían mientras que la pareja en cuestión tenía actividad sexual (ilegal, por supuesto) durante varios meses. Ellos no buscaban obtener ningún beneficio financiero o administrativo. Ellos sólo querían tener paz.

Me parece que no hay comparación entre la redacción de un certificado de uso estrictamente privado y el de un documento de impacto forense o administrativo (certificado de vacunación contra la falsificación; paro injustificado; la falsificación de un certificado de nacimiento o la muerte).

En mi opinión, las preguntas que deben realizarse a un médico que se le pide un certificado de virginidad son los siguientes:

  • “¿Este certificado respeta el requisito de confidencialidad?”
  • “¿Este certificado le sirve a los intereses del paciente?”

Si nadie responde por lo menos a estas dos preguntas, a continuación, escribir en el certificado: “En mi opinión es poco ético”.

Si usted contestó sí a ambas preguntas, se planteará las siguientes preguntas:

  • “¿Estoy listo para escribir un certificado cuya validez científica es inexistente?”
  • ¿Cuál es ético, no escribir o no hacer el certificado sopesando las consecuencias de este escrito para el interesado?

La reconstrucción del himen por cirugía

Reconstrucción del himenEn primer lugar, vale la pena recordar que es imposible saber a ciencia cierta que somos los primeros. Sólo podemos confiar en lo que ella diga.

Personalmente, creo que un médico no tiene otro remedio que creer lo que el paciente le dice. Mientras se ejecuta, de vez en cuando, hay el riesgo de ser engañado.

La demanda de reconstrucción del himen (Himenoplastia) puede tener muchas razones. El médico a menudo no conoce los detalles, ya que la propia paciente no siempre es capaz de definirlo con exactitud. Pero en mi humilde opinión, para un médico en consulta, el enfoque de la ética es el mismo que para el certificado.

Si la “reconstrucción” de la cirugía es solicitada por un tercero, no hay razón para aceptar. Tampoco hay ninguna razón para imponer, a petición de los padres, un aborto para una adolescente que quiere mantener su embarazo.

Reconstrucción del himen

Pero si es la mujer quien pide la cirugía, no veo ninguna diferencia “moral”. Por un lado, los implantes mamarios, una cirugía de nariz, la inyección de botox o la liposucción y, por otra parte, una cirugía de reconstrucción del himen o, para el caso, labios plastia “estéticas” (pequeños o grandes).

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujerEl mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

La formula del orgasmo femenino revelada

Orgasmos de mujeresEstas a punto de descubrir la fórmula secreta para hacer que tu pareja explote de placer con los orgasmos más intensos que ella haya imaginado…

sexualidad

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *