Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hombres malos en la cama: que no saben hacer el amor

20 signos que indican que ese hombre es malo en la cama

Hombres malos en la camaSi se encuentran con un hombre que es malo en la cama, ¡huid chicas! Encontraras aqui todo sobre los hombres malos en la cama.

Señores, de acuerdo, la pornografía ahora es fácilmente accesible para todos, a menudo de forma gratuita. Pero esta no es razón para creer que lo que se ve en estas películas deba reproducirse con la mujer a la que ama.

Para ayudar a superar estas desventajas que usted se impone a sí mismo y para que no cometa errores imperdonables, le mostramos 20 técnicas que no olvidará fácilmente.

Besar como un salvaje

Sacar la lengua y esperar que su pareja la muerda para que demuestre su pasión atrayéndonos hacia ella, no es buena idea. En lugar de esto, la ternura es mucho más eficaz. Se puede ser intenso sin dejar de lado la ternura.

Probar todas las posiciones del Kama Sutra

¿Es el estrés? ¿Es el deseo de demostrar que tiene experiencia? En cualquier caso, es inútil. Necesitamos tiempo para que nuestra emoción alcance su punto culminante, por lo que es inútil interrumpirlas cada 30 segundos.

Querer penetrar profundamente

Usted no gana nada cuando logra tocar nuestras cervicales, se lo prometo. Es más, es bastante desagradable para nosotras. Así que trate de no penetrar al máximo y a toda costa ya que no es la mejor técnica para hacernos disfrutar.

Querer encontrar nuestro punto G

Algunas mujeres son sensibles, otras no. Algunos hombres son buenos para encontrar el punto G, otros no. Si la búsqueda no surte efecto, siga adelante. Apreciamos el esfuerzo, pero esto no lo es todo en las relaciones sexuales.

Mover nuestro clítoris como una campana

Sí, a algunas mujeres les gusta mucho la estimulación del clítoris. Pero esta parte de nuestra anatomía no reacciona como el botón de un teléfono inteligente. Sea tierno, sea suave y ¡tendrá mejor suerte!

Usar los dedos de forma abusiva

Use sus dedos con cuidado y, sobre todo, con moderación. Los dedos son una buena transición entre la fase previa y el acto sexual, pero, por favor, no se quede anclado en este momento del acto. Si lo que precede al acto es bueno, lo que sigue debe ser mejor.

Uso de palabras inadecuadas

A algunas personas les gusta el lenguaje inadecuado, es cierto, pero es necesario que las dos personas estén de acuerdo en el uso y en la limitación de este lenguaje. Si no sabe cómo hacerlo, no lo haga, ya que este es el tipo de cosas que pueden enfriar la relación sexual en menos de dos segundos. Esto también se puede adscribir a los gemidos.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Permanecer en silencio como una tumba

Está bien, el exceso de palabras inadecuadas puede bloquearnos, pero un tipo que no habla, que no gime y cuyo rostro no muestra ninguna emoción, ¡es lo peor! En última instancia, si usted no sabe gemir de placer, permítase el uso de algunas palabras inadecuadas.

No asuma el no usar un condón

Sabemos que casi al 100% de los chicos no les gusta usar condón. También nosotras preferimos no usarlos, pero recuerde, que deben usarlo para no tener embarazos no deseados y para evitar enfermedades -algunas de ellas mortales-. Así que una sonrisa y póngaselo.

Desear manejar la situación incluso estando debajo

Malos en la camaSeñores, si empezamos de nuevo, es que tenemos una idea en mente. No es necesario que se mueva ni que balancee la pelvis. Sabemos exactamente lo que hacemos y hacia dónde queremos llegar. ¡Confíen en nosotras!

Palpar nuestros senos en modo «ginecólogo»

Pocas son las mujeres a las que no les gusta que se tenga cuidado con sus senos, pero no como si fuera nuestro ginecólogo. Está bien que sea cuidadoso con ellos, pero no debe dejar de amasar los senos ni de morderlos. Debe jugar suavemente con ellos, al igual que con nuestros pezones.

Eyacular en cualquier parte

Este es un error típico tras ver demasiadas películas pornográficas. No, no es atractivo ni interesante para nosotras ver que culmina en nuestros pechos. Si es una experiencia que le tienta siempre debe pedir permiso.

Estar obsesionado con el cunnilingus

Es cierto que nos hace felices y que nos provoca buenas sensaciones, pero no hay necesidad de permanecer 30 minutos entre las piernas. Sea amable, tómese su tiempo, pero luego continúe para pasarlo bien juntos.

Introducir su lengua en nuestra oreja o morderla

Un poco está bien, pero hay que morder, chupar y lamer la oreja con moderación.

Preguntar si estás «bien» cada 5 minutos

Cuando hacemos el amor nos sumergimos en un momento muy intenso. Es muy frustrante ser llevado de vuelta a la realidad cada dos minutos con preguntas como: «¿Te gusta eso? «. Trate de vivir la experiencia a fondo y ya al final veremos cómo ha ido.

Preguntar si ha tenido un orgasmo (varias veces)

Usted se preocupa por nuestro disfrute, lo hemos comprendido. Pero no pregunte cada vez si hemos disfrutado, con qué frecuencia y por qué. Deje que haya algo de misterio.

Los 25 errores que cometen el 90% de los hombres malos en la cama

Hombre malo en la camaSi se tienen en cuenta las recomendaciones de este artículo usted va a eliminar muchos de los errores que pueden hacer que vaya a la categoría de «malos tíos», y evitará que las mujeres hablen con sus amigas sobre las malas sensaciones que siente cuando está en la cama con usted.

También tenga en cuenta que la primera relación que tiene con una mujer y el placer y la diversión que sienta con usted será uno de los factores para que quiera verle de nuevo. Esto es especialmente válido si estuvieron juntos una sola noche y desea que la relación vaya más allá.

25 errores que cometen los hombres que no saben hacer bien el amor:

Eyacular demasiado pronto

Eyacular demasiado pronto provocará que deje a su pareja insatisfecha y puede perder muchos puntos. Si las primeras relaciones son poco satisfactorias en la fase de novedad y al principio del juego, su pareja considerará seriamente quedarse con un hombre que no cumple. Esto también se aplica a una relación: si este tipo de “accidentes” ocurren muy a menudo, pueden convertirse en motivo de ruptura.

Estimular el clítoris demasiado duro y demasiado pronto

Aunque los hombres son como los interruptores en términos sexuales, las mujeres, sin embargo, aumentan de manera más gradual (como los reguladores de las luces). Por este motivo, acaricie el clítoris suavemente al principio, de modo que se acostumbre a su tacto antes de presionar un poco más.

Mantener los calcetines durante las relaciones sexuales

A las mujeres no les resulta atractivo en absoluto y prefieren que el hombre se quite los calcetines junto con los pantalones. Puede parecer muy tonto, pero muchas personas cometen este error que mata un poco la magia del momento.

Tener una mala higiene corporal

Usted debe tomar una ducha antes de ir a una cita puesto que va a acariciar a otra persona debajo de las sábanas. Si su pene huele a orina, sin duda perderá puntos y la otra persona no deseará hacerle una mamada. Una pequeña ducha no está mal y es importante insistir en los rincones.

No tomar el tiempo suficiente en los preliminares

Otro error que muchos hombres cometen es centrarse únicamente en las partes más sexualizadas de su pareja como la vagina o las mamas, olvidando que hay una mujer en torno a estos lugares. Sobre todo, porque las mujeres tienen diferentes zonas erógenas como pueden ser los hombros, la espalda baja, el cuello u otras partes del cuerpo que parecen inofensivas, pero que en realidad pueden servir para encender el fuego en las mujeres.

No besar

A las mujeres les gusta ser besadas durante las relaciones sexuales y esto es una manera importante de conectar con ellas en un nivel más íntimo. Esto crea un vínculo entre sus órganos sexuales y sus bocas.  Por supuesto, esto no siempre es posible en función de la posición. Sin embargo, abrazar mientras hace el amor es un clásico absoluto.

Preguntar regularmente durante el acto si ella está disfrutando

A las mujeres no les gusta estar bajo la presión de un hombre que pregunta cada 5 minutos si están disfrutando. Este tipo de errores no debe cometerlos si no quiere que su pareja esté todo el tiempo pensando en las impresiones que en usted genera en vez de estar disfrutando.

No mirarla a los ojos

El contacto visual es tan importante como el hecho de sostener la mano de su pareja sexual. Puede mejorar la sensación de intimidad entre ambos y permitirá que la mujer a la que le hace el amor se abra más y se deje llevar.

Tener un bazar en el apartamento

Si usted es un hombre, asegúrese de que ha ordenado su apartamento si va a llevar a una mujer por primera vez. Sabemos que a veces no es premeditado y quedamos con alguien sin haberlo planificado. En este caso, haga lo que pueda para que cuando ella llegue no sienta que está en la habitación de su hermano de trece años.

Lanzar al suelo el condón usado después del sexo

Tirar el condón a la basura es un gesto de atención que muestra que usted respeta los lugares de vida de la mujer con la que acaba de tener relaciones sexuales.

No estar presente

Al comenzar a hacer el amor, o incluso antes, es importante que usted esté presente. Si es necesario, tome un momento para relajarse, pero no se quede pensando en los problemas que ha tenido en la oficina o en la ira que le provocó el atasco de 30 minutos de esa mañana. Tiene que estar tan centrado como sea posible en su pareja.

Tener ansiedad por las comparaciones

No se obsesione pensando en las anteriores parejas sexuales de la mujer con la que va a hacer el amor. El pasado ya pasó y ahora usted tiene la pelota en la mano, es su turno. No trate de comparar peras y plátanos y céntrese en crear un buen momento para usted y para ella. Eso es todo lo que importa.

Morder violentamente los pezones

Hombre que no saber hacer el amorA algunas mujeres les gusta, pero no a todas. En cualquier caso, si lo hace con demasiada violencia puede romper el temple del estado de ánimo, entonces debe conocer y estar atento a las reacciones de su pareja. Tampoco a todas las mujeres les gusta ser azotadas. Cada mujer es única y responde de forma diferente a los estímulos.

Empujar la cabeza durante la felación

No trate de forzarla para ir más allá. Si usted siente que es capaz, pregúntele si quiere un poco de ayuda. La felación será mucho más productiva y agradable para ella y para usted.

No afeitarse

Si tiene el vello grueso y está sin afeitar, puede irritarle la piel. Las mujeres tratan de tener la piel suave y hay que hacer un esfuerzo para no irritarla con la barba de leñador. A menos que sea un aspecto que la excite particularmente.

Desnudarla torpemente

El tiempo a la hora de desnudarse es crucial. A pesar de la prisa y la pasión del momento, no le quite la parte de arriba sin desabrochársela. Ella no podrá moverse y la cabeza se encontrará atrapada sin ver nada. La mujer que tiene delante es muy atractiva pero no tenga prisa y mantenga la magia del momento.

No estar escuchando sus deseos

El sexo no es algo secuencial y estructurado. Por eso debe estar atento a los deseos de la mujer con la que va a hacer el amor. No asuma que primero van las caricias, luego el cunnilingus, para después pasar la penetración. No hay reglas fijas. Ella podría querer que usted la penetre salvajemente de inmediato o puede preferir preliminares para caldear el ambiente. Este ritmo no está impuesto por su pareja, pero también depende de lo que usted contribuya en cada momento.

Ponerla incómoda por su menstruación

A menudo, es un problema para las mujeres estar menstruando y sentirse cómodas para tener relaciones sexuales. A menudo, si no le conocen, tienen miedo de una reacción de disgusto por su parte. Por tanto, si esto no es un problema para usted, tranquilícela y hágaselo saber. Por el contrario, si usted reacciona mal a la vista de la sangre o no le gusta tener relaciones sexuales con una mujer que está menstruando, trate de no crear una situación incómoda por esto.

Obligar a la mujer a la penetración anal

Para algunas mujeres, la sodomía no es un problema y se sienten cómodas. Para otras, es un tabú o algo que directamente no les gusta y que no tienen la menor intención de hacer. Por lo tanto, no hay necesidad de insistir demasiado si es algo que no quieren hacer. Puede sacar el tema de nuevo y en condiciones más tranquilas para que lo hablen y así saber que si tiene algún problema con esta práctica sexual.

Penetrarla por atrás alegando que estaba equivocado

Se trata de un error inaceptable. Es doloroso para una mujer sobre todo cuando no lo esperan. Por lo tanto, asegúrese de que ella es consciente y lo está consintiendo. Usted no ganará nada porque el dolor le impedirá divertirse y puede poner fin a la relación sexual prematuramente si su estado de ánimo se rompe debido a su torpeza.

Perder la erección una vez que el condón está en su lugar

Este error es en realidad un problema. Este problema puede surgir con determinadas marcas de condones. Lo idóneo es encontrar una marca que funcione bien y permanecer siempre fieles a ésta. Si esto sólo le ocurre con una determinada marca, trate de cambiar de marca de condón.

Preguntar si va bien

No debe de buscar la certeza acerca de sus buenas habilidades preguntando varias veces si lo está haciendo bien. Esto no es la escuela y no le van a poner nota. Pueden hablar de lo que les habría gustado más tarde y con más calma.

Agradecerle el sexo

Decir «gracias» después del sexo no es la mejor manera de mostrar su agradecimiento por el tiempo que han compartido. A las mujeres no les gusta porque tienen la impresión de haber prestado un servicio por haber compartido un momento de pasión. Puede mostrar su agradecimiento por el tiempo que pasan juntos de una manera diferente.

No pasar tiempo con ella en la cama después del sexo

Si están en un apuro y ustedes han acordado echar uno «rapidito» está bien. Por el contrario, si no han acordado nada, un poco de ternura tras el sexo es recomendable y será apreciado por su amante. ¡Pruébelo! Ya verá.

Tomar fotografías de ella desnuda para «poner a prueba su nuevo dispositivo móvil»

No trate de tomar fotografías de ella desnuda para luego enseñárselas a sus amigos. Es de muy mal gusto y no es muy inteligente. Tal vez ella le permita hacerlo en ese momento, pero no para que usted las utilice luego sea con el fin que sea.

Mi hombre es malo en la cama: ¡ayuda!

Malo en la camaHay que enfrentarse a los hechos: nos gusta, pero en la cama es imposible. Hay que actuar. Es hora de poner en marcha el motor. Tenga en cuenta que hay egos que pueden verse afectados. ¿Quién tiene la culpa?

Fue agradable estar encariñada de este chico, pero no hizo lo necesario para hacernos trepar por las paredes. Primero tiene que romper el hielo, armarse de valor y proceder a la compleja charla que dejará su relación como el desierto de Gobi.

Caso 1: Es malo en la cama porque no se atreve

Él es muy atractivo. Si bien es cierto que cuando nos acaricia con las yemas de sus dedos, no sentimos casi nada. No se atrevió a quitarnos el sujetador y luego mantuvimos la misma posición durante 2 horas. Sin embargo, terminó siendo el socio oficial de nuestras noches de amor.

Si al principio lo encontramos inseguro de sí mismo y nos pudo hacer dudar de nuestra sensualidad, una cosa es cierta ahora: es una mierda porque no se atreve. No se atreve a nada, o casi: es cierto que la última vez nos ayudó a quitarnos los calcetines antes de volver a realizar por enésima vez el tímido misionero.

Consejos en este caso:

Si no se atrevió a hacerle observaciones ácidas no conseguirá que haga nada nuevo y se mantendrá permanentemente petrificado en la misma situación sexual. En este caso, nosotras debemos dar ejemplo y mostrar el nivel que queremos conseguir.

Aunque puede ser algo grotesco y podemos asustar al chico, no hay elección. Debe adoptar el papel de “femme fatal”: utilizar ropa provocativa, jugar tórridamente en el sofá y atreverse a ser la reina de los preliminares. A veces, una se ve obligada a ir más allá de sus límites para mostrar el camino correcto.

Si al final sigue mostrando ansiedad, se queda con los brazos colgando y conmocionado, son dos los remedios: la paciencia o la huida. Pero cuando se ama, hay que hacer un esfuerzo.

Testimonio:

«Yo estaba con un tipo muy agradable que me gustaba mucho, pero cuando hicimos el amor me sentí como bloqueada, no tenía espíritu ni era apasionado. Naturalmente, volví a caer de todos modos y no le dije nada. Hasta que un día se atrevió él solo, y al final, valió la pena la espera». Paulina, 23 años.

Caso 2: Es malo en la cama porque no sabe nada

Hombres que no saben hacer el amorEs tímido y nos hace sentir un poco incómodas y fuera de lugar. No capta nada que lo que nos gusta, es burdo cuando deseamos suavidad, acaricia cuando hay morder y termina cuando acaba de empezar la diversión. A pesar de ser tan fino e inteligente, era sexualmente débil. La ansiedad lo estropeaba todo un poco.

Consejos en ese caso:

Como a todas las mujeres, a usted le gusta anticiparse a los deseos de su amante. Sabe dónde acariciar cuando es necesario, y sabe cómo comportarse antes de que llegue su momento favorito, el orgasmo. Por ello, usted busca el reconocimiento de lo que hace, puesto que su talento es grande.

Este amante de ensueño por el que nuestro cuerpo clama no es un chico que no sabe nada. Para acabar con esto, tenemos que hablar, decirle lo que necesitamos e indicarle. Hay que decirle «me encanta cuando haces esto y lo otro». A veces, incluso, tendremos que inventar pretextos falsos para obligarle a hacer lo que realmente queremos y nunca hace. Claramente, ocupamos un papel similar al de una madre y lo último que queremos en esta situación es sentirnos como tal.

Aunque puede ser fascinante el momento de la educación, es aburrido para nosotras, sobre todo porque nos anulamos para empujar al otro a cumplir nuestros deseos. En resumen, aunque el sexo con tabús es muy fastidioso y, a veces el silencio es oro, tenemos que coger al toro por los cuernos y decirle qué es exactamente lo que queremos.

Testimonio:

«Yo tenía un amante y el chico siempre lo hacía mal. Sin darse cuenta jugueteaba con el hueso de la vagina en vez de con mi clítoris. ¿Cómo es posible? En cualquier caso, tengo más de 16 años, y francamente, no tuve paciencia. Un día me molesté tanto que, en plena acción, me levanté y le dije que era suficiente. Me abroché mis jeans y me fui. De hecho, ya no podía más.» Pamela, 31.

Caso 3: Es malo en la cama porque se comporta mal

“Bueno, creo que es una mierda porque es un bastardo” concluye una chica nerviosa. Ha pasado un tiempo y estamos atascados. No necesitamos más tiempo para ver cuál es la triste verdad: está obsesionado con su amado pene.

Nosotras, delante un acto así, que se llevará a cabo de forma rápida, no somos más que un accesorio gigante, un gran contenedor que sufre ataques dolorosos  a pesar de estar hambrientas de amor y necesitadas de determinados preliminares. Aunque puede ser un juego emocionante, una emoción similar a un mito erótico de una película porno, no se consigue obtener placer.

Consejos en este caso:

Vamos a terminar por generar un trastorno, eso seguro. Pero antes de hacer una huelga de sexo, hay que asegurarse de que el hijo de puta que se queda con todo el placer es realmente un bastardo y no un chico tímido que no se atreve, o que no sabe nada y que se alimenta de una relación absolutamente obsesiva con su pene.

Para solucionarlo tenemos que asegurarnos de que estamos lo suficientemente cómodas: jugamos con las manos para conseguir lo que queremos y le dirigimos un poco si vemos que se despista. Si todavía nos hace algún truco sucio y quiere asaltar la fortaleza antes de que esté preparada, tendremos que cerrar la tienda.

Testimonio:

«Una vez, me estaba enamorando de un hombre encantador, pero el sexo era malo. Lo que me preocupaba era que estaba empeorando cada vez más. Si al principio creía que esto ocurría porque nos estábamos descubriendo, cada vez era más frustrante y molesto para mí.

Tengo mal genio y él ni siquiera se había preocupado de que yo me sintiera inhibida o de cualquier otra manera, así que le dije torpemente que el sexo estaba mal, que me sentía no deseada y que no estaba satisfecha. A pesar de lo vivido, y aunque sólo lo había visto tres veces en total, descubrí que las pinzas no son mi fuerte”. María, 26 años.

Señales que muestran que eres un hombre malo en la cama

No sabe hacer el amorPara todos aquellos fanfarrones que a veces tienen dificultades para desafiarse a sí mismos, aquí están los pequeños indicadores que medirán su rendimiento sexual.

Ella está viendo la televisión al mismo tiempo… Y a veces cambia de canal

«Disculpa cariño, ¿puedes moverte un poco?, no veo la pantalla …» Si ve reposiciones de programas que ya ha visto o prefiere entrar a la tele tienda porque aún tenía una duda o si simplemente escribe mensajes de texto o hace sudokus, le está mandando pequeñas señales.

A veces concilia el sueño

Ella se duerme cuando llega el momento de tener relaciones y ni siquiera se atreve a despertarla para jugar juntos. Es cierto que es bonita cuando duerme, pero esto es una pequeña señal de su bajo rendimiento sexual.

Gimió «fuera de temporada»

Hay que decir que no todo el mundo es dado a tener un buen sentido del ritmo. Si bien nació de la buena intención y no quería molestarle, a veces se nota. «Cariño, me gustaría dormir ahora, ¿puedes dejar de gritar, por favor?». Su esposa le ama, pero nunca va a tocar la batería. O se tiene oído musical o no.

Usted no sabe si su pareja es más de clítoris o de vagina

¿Tal vez ignora lo que es el clítoris? ¿Sabe situar la vagina vagamente? Hacer el amor para usted es como tocar la guitarra sin saber dónde está el RE o el MI. Obviamente sus obras no alcanzarán la fama mundial.

Le dice siempre que tiene migraña

Le preocupa que le duela la cabeza, pero aún no ha pedido cita con un neurólogo. Usted es agradable, pero un poco estúpido. Si ella le llama «señor Tylenol» con sus amigos, tiene que haber una razón.

Con el tiempo le engaña con una mujer

Sí, es cierto, algunos dirían que no tiene nada que ver con eso, que es completamente diferente… Tal vez, pero todos los varones que se respetan a sí mismos no puede dejar de hacerse la pregunta: ¿es mi culpa? Usted pensaba que era un cumplido cuando le decía «ah si todos los hombres fueran como tú…», pero no tanto. No ayuda a su frustración el que ni siquiera pueda enfrentarse a su rival. Usted es tal vez el malo, pero incluso uno tiene principios.

Usted es oficialmente «el perdedor del mes»

La mujer joven que sufre de sus cortos ataques es patética. Aunque es casi un acto feminista, debe saber que 35 segundos de misionero son lamentables.

Se discute todo, realmente todo, cuando le hace el amor

Ella trata de conversar y le dice cosas como: «¿Y por lo demás ha ido bien el día? No te he contado, esta tarde, me encontré con Catalina en el centro.» O le pregunta: «¿Te acordaste de cerrar la puerta del garaje?». Estas son también pequeñas señales de que no lo dejan demasiado bien.

Se masturba justo después de hacer el amor

En términos absolutos, no es grave. Pero cuando usted ha dicho «dime cuando hayas terminado para que que yo pueda terminar» hay algunas preguntas que usted debe hacerse.

Ella sigue diciendo que «está bien, será mejor la próxima vez»

Un fallo lo puede tener todo el mundo. Pero la insuficiencia cada vez, acaba por volverse molesta. Siempre se puede decir que va a ser mejor la próxima vez, pero es muy probable que no haya una próxima vez. Hacer el amor es como conducir. Es bueno tener coche, pero antes hay que tener el carnet de conducir. Y, se puede aprender…

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujerEl mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

La formula del orgasmo femenino revelada

Orgasmos de mujeresEstas a punto de descubrir la fórmula secreta para hacer que tu pareja explote de placer con los orgasmos más intensos que ella haya imaginado…

sexualidad

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *