Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Las zonas erógenas masculinas y de la mujer

Las zonas erógenas del cuerpo humano

Zonas erógenasPara decuplicar el deseo tanto en el momento de los preliminares como durante el sexo, nada como las caricias y besos dirigidos, sobre todo en el cuerpo y en particular sobre las zonas erógenas…

Las zonas erógenas para hacer subir la excitación

Según el Pequeño Larousse, una zona erógena es una parte del cuerpo susceptible de provocar una excitación sexual. Existen tres tipos de zonas erógenas:

Las zonas erógenas primarias:

Se trata de unos órganos que deben ser absolutamente excitados para poner en marcha un orgasmo. En el caso de la mujer, las zonas erógenas son el clítoris y la vagina. El primero se excita por caricias y movimientos circulares. En cuanto a la vagina, es sensible por obra del famoso punto G y por la contracción de los músculos gracias a la penetración del hombre. Las zonas erógenas primarias del hombre se sitúan al nivel de la próstata y al nivel del falo. Allí la excitación se produce por frotamientos como la masturbación, sexo oral y sus variantes.

Las zonas erógenas secundarias:

Zonas erógenas - MujerSon caracterizadas por ciertas partes de la piel y de las mucosas que excitadas por caricias también ponen en marcha la excitación de las zonas primarias y pues multiplican el placer sexual. Sin embargo, éstas no son indispensables para alcanzar el goce.

En el caso de la mujer, se trata del pubis, las nalgas, los labios grandes y pequeños, la entrada de la vagina, del perineo, del ano, y por supuesto los pezones. Y entre los hombres, se trata del falo, los testículos, el ano, así como el interior de los muslos. Ciertos hombres también disfrutan los mordisqueos y caricias sobre los pezones.

Las zonas erógenas potenciales:

El fin es poner en marcha un conjunto de sensaciones excitantes que puedan estimular las zonas primarias y provocar erección y palpitación vaginal. Estas zonas erógenas tienen más de una dimensión erótica y varían de una persona a la otra, tanto al nivel de su localización como al nivel de la intensidad… Se debe descubrir estas zonas de deseo presentes sobre todo el cuerpo.

¿Las areas erógenas son las mismas en todo el mundo?

En principio, las zonas erógenas son bastante semejantes de una persona a otra. Pero pasa a veces que algunas tuvieran otras preferencias. Para saberlo es muy simple: basta con preguntar a tu compañero cuáles son las partes de su cuerpo más sensibles al erotismo. Besos lánguidos y otras caricias harán el resto…

¿Cómo se desarrollan las partes erógenas?

Partes erógenasHay una parte innata y otra de experiencia, es decir, una sensibilidad naturalmente desarrollada sobre ciertas zonas mientras que otras partes del cuerpo se sensibilizan con el transcurso del tiempo y esto se da desde la infancia.

Ciertos especialistas señalan que el contacto físico de la madre tiene un papel importante en la percepción sensorial e incluso en el inicio de la sexualidad en la edad adulta. Así por ejemplo, un bebé que habría tenido pocas muestras de afecto no guardará recuerdos agradables sobre su piel y tendría menos confianza en él. Y a la inversa. Lo que nos lleva a pensar que las bebes chicas serían más tocadas, mimadas y abrazadas más que los bebes chicos. Lo que explicaría que las mujeres tuvieran pues más zonas erógenas que los hombres…

¿Las caricias sobre las zonas erógenas suscitan siempre el placer?

Todo depende del grado de relajamiento de la persona en el momento de los preliminares. Si está totalmente dispuesta y preparada para recibir la atención de tu pareja, las zonas erógenas que serán tocadas suscitarán mucho placer y excitación. En cambio, si estas estresada, crispada o todavía insegura, tu cuerpo entero estará a la defensiva. Estos toques sobre estas partes sensibles corren peligro de provocar cosquillas o peor aún, una reacción de desmotivación muy desagradable. Por eso no es raro cuando ciertas mujeres son tomadas por risas locas en el momento de los preliminares, lo que podrá ir en contra de la dimensión erótica buscada.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Las precauciones que hay que tomar

Desde luego, las zonas erógenas son muy sensibles antes de pasar al acto sexual ya que activan la excitación y ayuda a la pareja a que despierte su deseo. Sin embargo, puede suceder que estos toques, besos, lamidos y caricias sean detestables e incluso dolorosos después del orgasmo. Esto se da particularmente para el glande del pene del hombre, el clítoris de la mujer así como los pezones de ambos sexos. Por esta razón es importante respetar un período corto de descanso después del acto, durante la cual la pareja verdaderamente pueda recuperarse de la hipersensibilidad de sus zonas erógenas.

Las areas erógenas

Una zona erógena (de griego eros, amor, y gennan, engendrar) es una parte del cuerpo susceptible de provocar una excitación sexual. Es una zona rica en captadores sensoriales, muy sensible al tacto.

Las zonas erógenas de la mujer

El cuerpo

Zonas erógenas de la mujerPara despertar el deseo de la mujer, habrá que primeramente interesarse por sus labios, su cuello, sus tobillos, el interior de sus muslos, su boca, su cara, la base de su columna, el lóbulo y el hueco de la oreja… Los pechos y los pezones también son de extremamente sensibles. Es sólo después de haber preparado así el cuerpo de la mujer que podremos estimular su región genital.

El sexo

El clítoris, cuya función única es proporcionar el placer, es la zona erógena más sensible. Aprecia las caricias delicadas del dedo índice, los labios o de la lengua. El cunnilingus, durante el cual el hombre estimula el sexo de la mujer con su lengua y sus labios, es muy apreciado.
Al ser muy sensible este órgano, la estimulación debe hacerse delicadamente y lubricando. Puede acompañarse de caricias sobre las partes vecinas: vulva, pequeños labios, grandes labios y en ciertas mujeres en la zona alrededor del ano. El interior de la vagina, cuyas paredes se hinchan en el momento de la excitación sexual, también se tiene que explorar, particularmente sobre sus lados, muy cerca de la entrada, donde pasan ambas ramas del clítoris. Sin olvidar su cara anterior (lado vientre, a 4-6 centímetros de la entrada), donde se sitúa el punto famoso G, cuya estimulación lleva a la mujer a tener un orgasmo diferente, mucho más que un orgasmo clitorídeo.

Las zonas erogenas masculinas

El sexo

Zonas erógenas masculinasEl hombre es esencialmente sensible a las estimulaciones sexuales centradas sobre los órganos sexuales. Sobre el pene, el freno del glande es el lugar más rico en captadores sensoriales y pues el más reactivo al placer. Viene luego la corona del glande, luego el glande, los lados de la falo, los testículos, la base del pene, el perineo (bajo los testículos) y también la zona alrededor del ano.

Todas estas son sensibles a las caricias delicadas de los dedos, los labios o de la lengua.

La felación, en la cual la mujer toma el órgano sexual masculino en su boca, es muy apreciada por hombres, todavía más si es asociada con caricias sobre los testículos, por ejemplo.

El resto del cuerpo

Así como para la mujer, los labios son unas zonas erógenas para los hombres. Ellos también disfrutan los besos, las lamidas y los mordisqueadas en partes como el cuello y los lóbulos de oreja.

La inmensa mayoría de los hombres también gustan ser acariciados por la palma o la boca, sobre la cara interna de los muslos, la espalda, las nalgas y los pezones.

Las zonas erógenas clasificadas científicamente

Zona erógenaLos hombres y las mujeres comparten una gran diversidad de las zonas erógenas. Sin embargo estas son más sensibles entre las mujeres.
Curiosamente los datos científicos sobre las zonas erógenas son raros. Se trata sin embargo de un tema importante en sexología para abordar el caso de las personas que no logran desarrollar un erotismo sensorial más allá de las regiones genitales. El estudio publicado en la revista internacional de neurociencias Corteza confirma la importancia de estas zonas erógenas primarias: penes y testículos entre los hombres; clítoris y vagina entre las mujeres.

Oliver Turnbull, de la escuela de neuropsicología de la universidad de Bangor y sus colegas de la universidad de Swansea (País de Gales) y de la universidad de Johannesburgo (Sudáfrica) interrogaron a 300 hombres y 500 mujeres pidiéndoles anotar sobre 10 la intensidad de la excitación sexual que les proporcionaban 41 zonas de su cuerpo. La inmensa mayoría de las personas interrogadas venían de África subsahariana (53 %) e islas británicas (33 %), y una mayoría se declaraba heterosexuales (84 %).

Para las mujeres, seis zonas son intensamente erógenas (el clítoris, la vagina, la boca y los labios, la altura de la nuca, los pechos y los pezones) con una nota superior a 7/10. Para el caso de los hombres solo dos regiones (el pene, la boca y los labios). «Sin duda de ahí proviene la afirmación que las mujeres tienen zonas más fuertemente erógenas que los hombres», escriben los autores del estudio. Sin embargo, la clasificación de las zonas erógenas de los hombres – fuera de diferencias anatómicas – difiere poco de las mujeres. Todo es pues cuestión de intensidad. Las mujeres serían más reactivas que los hombres eróticamente. Por supuesto, solo se trata sólo de medias y variaciones individuales. Encontramos a hombres más sensibles que mujeres en zonas erógenas equivalentes.

“Una sola región del cuerpo, el perineo, es considerada más erógena por los hombres (4,8/10) que por las mujeres (3/10). En cambio, las mujeres tienen diez regiones distintamente más erógenas que los hombres: la espalda, la nuca, las caderas, el interior de los muslos, la boca y los labios, los hombros, el vientre y las muñecas», precisan a los autores.

Este estudio finalmente confirma el potencial erógeno de numerosas partes del cuerpo masculino contrariamente a la idea de que esto es solo un privilegio femenino. Muestra también una estabilidad de la clasificación cuando se compara las respuestas según criterios binarios: hombres-mujeres, británicos-africanos, heterosexuales-homosexuales, menos de 25 años-más de 25 años.

¡Una de las sorpresas del estudio viene de la mala clasificación de los pies! Las mujeres y los hombres le atribuyen sólo 1,3/10 por término medio. Hay que subrayar que este estudio se refería sólo en el tacto y no en la vista. Evidentemente, los masajes o las caricias a los pies tienen sólo un débil poder erótico en la mayoría. A la inversa, abundan testimonios de hombres que se dicen fuertemente excitados por la vista de una bóveda plantar deliciosamente encorvada, como la de un zapato de taco alto. ¿Es el pie femenino visto de manera erótica?

En 2007, investigadores de la universidad de Estocolmo y de dos universidades italianas, Bolonia y Aquila, habían evaluado los principales centros eróticos «inhabituales» de interés de usuarios anónimos de grupos que existen en internet (http: // groups.yahoo.com), los aficionados de pies / zapatos constituían la mitad de los grupos activos formados (44 722 miembros), por delante de los aficionados de fluidos corporales, de tallas o corpulencias particulares (8241), de cabellos (6707), de músculos (5515), o de modificaciones corporales caracterizas como tatuajes o piercing (4102).

Top 10 de las zonas erógenas del hombre:

Zonas erógenas del hombreEl pene (9/10), la boca y los labios (7), los testículos (6,5), el interior de los muslos (5,8), la altura de la nuca (5,6), los pezones (4,8), el perineo (4,8), la nuca (4,5) y las orejas (4,3).

Top 10 de las zonas erógenas de la mujer:

El clítoris (9,1/10), la vagina (8,4), la boca y los labios (7,9), la altura de la nuca (7,5), los pechos (7,3) y los pezones (7,3), el interior de los muslos (6,7), la nuca (6,2), las orejas (5), la parte baja de la espalda (4,7).

 

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujer

El mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

Buena En La Cama – Consejos Sexuales Para Volverlo Loco

como hacer bien el amor a un hombreA la cama es donde el hombre la quiere llevar, si logra que no quiera irse, lo tendrá siempre con usted

sexualidad

 

[/one_half_last]

 

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *