Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Sexo durante el embarazo, sin riesgo

¿Se puede tener sexo durante el embarazo?

Se puede tener sexo en el embarazoSi bien muchas culturas y religiones han prohibido el sexo durante el embarazo, los médicos hoy en día son unánimes: La satisfacción sexual no representa una amenaza para la madre y su hijo no nato. El embarazo no debe ser un impedimento para la sexualidad de la pareja durante nueve meses y más si agrega el período posterior al parto.

El embarazo provoca en las mujeres cambios físicos y psicológicos: Todo cambia.

Ser madre sin dejar de ser mujer

La mayoría de las madres aspiran a ello. Por lo tanto, muchas están exigiendo el derecho a la satisfacción sexual en todos los períodos de su vida incluido el embarazo.

¿Si se deja la sexualidad a un lado, todo está bien?. Esa es una pregunta que muy pocas mujeres embarazadas han sabido durante su embarazo. Porque si muchos aspectos psicológicos y médicos son abordados por diversos expertos a lo largo de estos nueve meses, el tema del sexo a menudo no se aborda.

La idea de que una mujer embarazada debe dedicar su energía, su mente y su cuerpo al embarazo está todavía muy presente. ¿El resultado?. Los libros sobre el embarazo abundan en las librerías, pero sobre la sexualidad en esta etapa a lo mucho se toca en un capítulo o unas pocas páginas. En general, esto es muy confidencial y reservado.

Sin embargo, fuera de ciertas posiciones morales y alguna contra-indicacion, nada impide que se combine el embarazo y el buen sexo.

Embarazo y sexo: Una revolución

Sexo durante el embarazoSon pocas las mujeres que nos confían que su embarazo no ha afectado a su vida sexual. Si bien el embarazo no es una enfermedad, los cambios hormonales, físicos y psicológicos no pasan desapercibidos para ella y su pareja.

Debido a que juega en su estado de ánimo, su comportamiento y su cuerpo, el embarazo tiene inevitablemente un impacto en su sexualidad. Lo contrario sería muy sorprendente. La madre, que está embarazada, ya no está sola, está habitada por el niño que crece dentro de ella. Esto trae necesariamente una serie de cuestiones que no se plantean antes.

Por lo tanto, para las mujeres suele ser complicado entender su nuevo estado mental así como la nueva forma de su cuerpo. Para muchas de ellas, el embarazo es una oportunidad para descubrir nuevos placeres. Para otras, sucede que esto es más complicado debido a que están más inhibidas y tienen más problemas para dejarse llevar por el placer.

Pero en todos los casos, las sensaciones son siempre diferentes. ¿Y para los padres?. Es un poco la misma historia. En los hombres, habitados por muchas fantasías, el embarazo puede causar ya sea hiper-erotización en su pareja o, por el contrario, causar bloqueos.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Sexo en el primer trimestre de embarazo: instalación

El sexo durante el embarazoLos nueve meses que componen un embarazo no son todos iguales y esta es la razón por la que la sexualidad evoluciona y cambia en función de las medidas y modificaciones corporales, hormonales o psicológicas. En la mente de muchas mujeres, el primer trimestre es visto como el de la anidación. A menudo, el tercer mes se espera con impaciencia, ya que es cuando el riesgo de aborto involuntario está empezando a desaparecer.

El cuerpo también entra en confusión debido a que la máquina inicia el servicio para el bebé que viene. El cuerpo reacciona a la instalación de embarazo, con una gran cantidad de trastornos pequeños. Los dolores de cabeza, náuseas, vómitos, fatiga, etc., son obstáculos para un verdadero y gran sexo.

La mujer lleva la mayor parte de su atención en lo que sucede en esta etapa de su embarazo preparándose para la gestación de su hijo. Por tanto, es consciente de que este no es el momento del embarazo en el que debe enfocarse en el sexo.

Sexo en el segundo trimestre de embarazo: la plenitud

Sexo durante el embarazoEl segundo trimestre, sin embargo, a menudo marca el inicio de un verdadero bienestar y el retorno de la libido. Muchas mujeres viven, desde el cuarto mes de embarazo, una especie de plenitud del estado en el que su deseo sexual se despierta, y a veces incluso toma formas más fuertes. Incluso hay algunas mujeres que descubren y viven por primera vez un orgasmo ese momento de sus vidas.

La optimización de los cinco sentidos de la mujer se debe principalmente al embarazo. Perciben mejor los olores o gustos, se agudizan sus sentidos y su sensibilidad se magnifica.

No es simplemente una cuestión de decir que las mujeres de repente sienten ganas de hacer el amor, es además entender que sus sentimientos, su percepción del mundo y de sí mismas cambia. Se preguntan acerca de su cuerpo, la forma como se ven y dentro de ello se plantean la cuestión de la sexualidad de manera completamente natural.

Sexo en el tercer trimestre de embarazo: la creatividad

El sexo en el embarazoEl tercer trimestre es el más creativo de todos y por una razón puramente anatómica: Se sienten avergonzadas por tener un vientre que se está volviendo cada vez más grande. En este sentido, el hombre debe ser ingenioso para eludir esta nueva restricción. Si el sexo se vuelve incómodo, los amantes pueden dar rienda suelta a su imaginación en la elección de poses, lugares y fantasías sexuales. El embarazo es una buena excusa para la creatividad, y sería una pena no intentarlo.

Muchas parejas dejan de lado la penetración en el último trimestre, dejando más espacio para las caricias y las practicas eróticas y/o sensuales. Algunas parejas tienen miedo de hacer daño al bebé al hacer el amor, lo cual es un miedo injustificado (el hombre penetra la vagina de su pareja y el bebé está en el útero).

Qué siente el bebé durante el sexo

Es imposible hacer daño al bebé, e incluso hacer contacto con él durante el sexo. Él bebe no es consciente de que sus padres están haciendo el amor pero lo que puede percibir son emanaciones, vibraciones, flujos hormonales y sensación de felicidad. De la misma manera que percibe las emociones negativas de su madre si está estresada o enojada.

Todo esto, por supuesto, de una manera muy amortiguada, como si estuviera en el fondo de una piscina. Se puede escuchar el sonido de las voces, la música, pero todo como si fuera muy lejano.

Cuándo el sexo durante el embarazo es problemático

Embarazo sin sexoEn todos los casos, la base de todo gran deseo sexual sigue siendo el deseo de satisfacción con la pareja. Los trastornos de deseo no afectan a todos los futuros padres pero es una realidad para algunos de ellos y no debe ser pasado por alto.

A menudo, la libido es fluctuante durante el embarazo, tanto en los hombres y como en las mujeres. Lo cierto es que el deseo sexual va y viene durante el embarazo como en cualquier otro momento de la vida. ¿Qué cambios durante el embarazo a veces llevan a perder el deseo?.

A algunas mujeres embarazadas les puede afectar. Para ellas es como si el hecho de entrar en la función materna les priva de su función de amante. Después del parto, algunas reencuentran naturalmente su sexualidad, otras se abocan únicamente a su bebé y abandonan a sus parejas.

Más o menos de la misma manera, algunos hombres también pueden sufrir problemas de hipo-sexualización: Si su pareja está embarazada y tiene su hijo se convierte en intocable, perdiendo su condición de mujer por la procreación. Es importante no forzar a estos hombres pues a menudo todo vuelve a la normalidad después del embarazo. Sin embargo, se recomienda que ellos asistan el nacimiento para que se sensibilicen aunque no se asegura que esto les ayude a ver nuevamente a sus esposas como pareja sexual.

La ayuda de un terapeuta o un sexólogo a veces puede ser beneficiosa. Algunas parejas sólo lo hacen para encontrar una manera de disfrutar del sexo durante esta etapa. Por ejemplo, sin penetración, con sólo abrazos, masajes y mucha sensualidad. No debería ser que las parejas son reacias a considerar su vida sexual en una nueva forma durante esos nueve meses. Cada uno es libre de extender sus conocimientos en sexualidad durante el embarazo o recuperar la sexualidad de antes.

Preguntas frecuentes sobre el sexo en el embarazo

¿Puedo tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Absolutamente. Si usted lleva un embarazo saludable, se puede hacer el amor sin ningún inconveniente. Hable primero con su ginecólogo si tiene problemas durante el embarazo, como placenta previa o sangrado o si ya ha tenido un aborto involuntario.

¿El sexo lastima al bebé?

No le hará daño al bebé el que haga el amor, incluso si su pareja está encima de usted. El tapón de moco espeso que cierra el útero evita cualquier riesgo de infección. Los músculos y el amniótico del útero también protegen a su bebé.

Si su hijo se mueve un poco después del orgasmo, no es porque él sabe lo que está sucediendo o se sienta mal, es sólo porque su corazón está latiendo muy rápido. Sin embargo, en ciertas situaciones, es posible que se aconseje no tener relaciones sexuales.

¿Será tan bueno como de costumbre?

Aún mejor para algunas mujeres pero otras no lo encontrarán así. El flujo de sangre en el área pélvica puede causar congestión de la zona genital y aumento de sensaciones.

Pero para otras mujeres, esta congestión puede dejar una sensación desagradable de bulto después de la relación. Algunas madres también sufren de calambres abdominales durante o después del coito.

Realmente no quiero hacer el amor desde que me quedé embarazada. ¿Es eso normal?

¡Sí! Su cuerpo sufre cambios que afectarán obviamente su vida sexual. Algunas mujeres, liberadas de las preocupaciones del control de la natalidad se sienten más sexuales que nunca.

Pero otras se sienten demasiado cansadas o asqueadas para hacer el amor, sobre todo en el primer trimestre. El segundo trimestre es a menudo marcado por un resurgimiento de la libido. Su deseo puede desvanecerse de nuevo en el tercer trimestre porque empieza a pensar en el parto.

¿Va a cambiar el comportamiento sexual de mi pareja?

La mayoría de los hombres encuentran a su pareja muy atractiva durante el embarazo. Pero el deseo del cónyuge puede ser empañado por las preocupaciones sobre la salud de la madre y el bebé, el miedo a la paternidad, temen que el sexo perjudique al feto, o incluso tienen resistencia moral para hacer el amor en presencia del niño que ha de nacer.

¿El sexo oral durante el embarazo es seguro?

Totalmente. Ni usted ni su bebé van a sufrir. Puede ser una solución si el coito se considera demasiado arriesgado.

El sexo anal durante el embarazo

Sexo en embarazoYa sea por razones médicas, prevención de relaciones sexuales vaginales, o por razones puramente psicológicas, incluyendo los temores del futuro padre del bebé, la pareja puede tener la tentación de probar el sexo anal durante el embarazo. Pero, ¿existen contraindicaciones?. ¿Qué precauciones tomar?.

La práctica de la sodomía en el embarazo

Durante el embarazo, la sexualidad de la pareja puede ser perturbada. Las hormonas van como en una montaña rusa, impactan fuertemente la libido de la mujer embarazada. Por razones médicas, el sexo vaginal también puede ser desalentado por el ginecólogo. Por su parte, el hombre puede tener barreras psicológicas (miedo de lastimar al bebé, contacto con el feto, etc.).

Para algunas parejas, la sodomía se convierte en una alternativa, incluso para los que lo practicaban poco o que nunca habían probado la penetración anal. No hay contra-indicaciones para la práctica de la sodomía durante el embarazo, salvo en casos de hemorroides por supuesto.

Sin embargo, el sexo anal no aumenta el riesgo de tener al bebe prematuramente y cuando el cuello uterino de la madre está abierto antes de tiempo o cuando hay una amenaza de sangrado, la sodomía incluso puede estar indicada. Pero con una condición: La mujer debe estar completamente dispuesta. Si bien en la mayoría de los casos es el hombre el solicitante, en este caso el deseo debe ser mutuo.

La madre no debe ceder si tiene miedo o confusión. Cada mujer es libre de elegir y hay que atreverse a decir que no. Además, si acepta a regañadientes puede dar lugar a resentimiento y además, interrumpir en la vida íntima de su pareja. Si bien es cierto que la sodomía es a veces una práctica sadomasoquista para algunos hombres, durante el embarazo, el acto debe realizarse en condiciones psicológicas saludables y con amor.

El sexo anal en el embarazo: La dulzura sobre todo

La primera vez que una mujer práctica la sodomía puede ser doloroso. Sin embargo, durante el embarazo, incluso más de lo habitual, es importante que la madre se sienta cómoda al tener relaciones sexuales. La clave para el éxito es no lastimarla.

Es por eso que el hombre debe tener cuidado y ser muy dulce. La pareja puede usar lubricantes para permitir una expansión gradual del esfínter anal. Por otra parte, es importante comenzar con la introducción de un dedo antes de la penetración. En cuanto a las posiciones, es mejor que la mujer está encima del hombre. Así ella puede administrar la profundidad de la penetración y mantener el control sobre lo que es capaz de aceptar. La posición de la cuchara también puede ser una opción.

Hacer el amor de otro modo durante el embarazo

El coito vaginal o anal no es esencial para alcanzar el orgasmo. Hay muchas otras maneras de hacer el amor y dar placer a su pareja. Por ejemplo, el sexo oral, masturbación mutua, caricias, etc. Si bien algunas parejas pueden descubrir la sodomía durante el embarazo, esta práctica no es necesariamente sinónimo de una rica forma de sexualidad.

10 datos que debe saber sobre el sexo en el embarazo

Sexo oral en el embarazoSabía que… ¿Las mujeres embarazadas tienen sueños más eróticos?

1. Durante el embarazo, las mujeres embarazadas a menudo tiene sueños eróticos. Incluso es normal que ella tenga un orgasmo durante el sueño.

2. El misionero es una posición muy incómoda para una mujer embarazada, opte por la pose de la cuchara donde se está acostado de lado y su hombre está detrás de usted. O ¿por qué no probar la pose de la amazona?.

3. Si le gusta el sexo anal, puede hacerlo durante el embarazo, utilice un condón para prevenir las infecciones.

4. Las mujeres tienen mayor deseo sexual entre el cuarto y sexto mes de embarazo.

5. Escuche con atención los consejos de su médico. Si usted tiene un historial de abortos involuntarios, podría aconsejarle no tener relaciones sexuales durante su embarazo.

6. Se recomienda que las mujeres que salen de cuentas (más de 9 meses de embarazo) deben hacer el amor para inducir el parto.

7. Si usted tiene un embarazo saludable y normal, nada impide que usted pueda hacer el amor hasta quedar exhausta.

8. Si la penetración es demasiado profunda puede llegar a ser incómoda convirtiéndose en dolorosa hacia el final del embarazo.

9. Es posible que se sienta hinchada, fea y grande, pero la verdad es que el embarazo ayuda a algunas mujeres a verse más bonitas. Así que no se sorprenda si el conductor del autobús le hace guiños.

10. De acuerdo con algunos estudios, los bebés varones producen más andrógenos: Una hormona que aumenta el deseo sexual. Así que si usted piensa en una sola cosa (sexo) desde que está embarazada, puede ser debido a que espera un muchacho.

Para ir más lejos y conocer todo los secretos para dejar loco a tu hombre, les recomendamos los excelentes libros:

Sexo oral - HombreCómo darle sexo oral a un hombre

Una guia de buen gusto pero completa sobre el arte del imprescindible para cualquier mujer que quiera dar placer oral a su marido. Presentado por el experto en relaciones de Oprah.

sexualidad

Buena En La Cama – Consejos Sexuales Para Volverlo Loco

como hacer bien el amor a un hombreA la cama es donde el hombre la quiere llevar, si logra que no quiera irse, lo tendrá siempre con usted

sexualidad

 

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *