Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Sexópata: qué es, cómo entender y salir de la sexopatía

¿Qué es un sexópata?

Sexópata¿Un sexópata puede ser violento? ¿Tiene el mismo perfil que un violador? Planteamos esas preguntas a un psiquiatra y psicoanalista y esto fue lo que nos contó:

“La adicción sexual de un sexópata es diferente de la adicción al tabaco, las drogas o el alcohol, que puede medirse científicamente. Depende de los cigarrillos o las copas que consumamos al día o a la semana. Si hablamos de la adicción a Internet, podemos establecer que más allá de tres horas de acceso por día, por ejemplo, estaría en el registro de la adicción”.

“Pero con respecto a la adicción sexual  estamos tratando con datos mucho más subjetivos ¿Hacer el amor cinco veces al día es ser sexópata? ¿Quién puede afirmarlo con seguridad? Esto tiene mucho que ver con las necesidades de cada persona. O de su entorno. En mi práctica, he visto parejas en las que la mujer considera que su marido es un sexópata porque quiere hacer el amor en la mañana y en la tarde, y para ella eso es demasiado.

Pero otras mujeres sueñan con que sus compañeros les hagan el amor en la mañana y en la tarde. Los criterios para esta forma de adicción son mucho más complejos”.

Sexópata: ¿Excusa o enfermedad real?

Qué es sexópataSin ningún deseo de interferir aquí en la intimidad de personajes públicos que fueron capaces de salir a la luz en escándalos de “adicción al sexo”, y sin querer entrar en las consideraciones éticas al respecto de la política o incluso la religión, o decidir sobre su comportamiento o diagnosticar sus dificultades, estos  hechos en torno a lo que parece ser una “adicción al sexo” han contribuido a destacar el hecho de que el erotismo y la sexualidad pueden llegar a ser para algunos como el mal uso del alcohol u otras sustancias psicoactivas; es decir, una adicción con graves consecuencias.

La escasa cantidad de estudios científicos sobre este tema hace que los psiquiatras deban ser cautelosos a la hora de analizar cualquier tipo de práctica sexual no prohibida por la ley y establecer cuáles son los umbrales de “normalidad” en relación a la frecuencia de las relaciones sexuales para definir cuando estamos ante un trastorno.

¿Cuáles son los criterios que definen un sexópata?

Significado de sexópataEstablecer un comienzo para esta enfermedad no es simple. No hay límites claros y bien definidos. Se suele preguntar a una persona cuántas veces practica el sexo con su pareja o se masturba al día para intentar establecer dónde empieza a aparecer un comportamiento adictivo. Pero hallamos la respuesta cuando el umbral aparece definido por la falta de motivación e interés por el sexo después de varias prácticas. Sin embargo, cuando la frecuencia se convierte en excesiva y fuera de control podemos empezar a hablar de sexopatía. Las personas que sufren de sexopatía no pueden parar. No sólo piensan constantemente en el sexo, si no que se sienten más abocados a practicarlo.

Esta necesidad de un consumo obsesivo ocupa mucho tiempo y muchas otras actividades de la vida se descuidan y se convierten en apéndices a causa de ella. Por cada 30 hombres sexópata existe una mujer que descuida a su amigos, su familia, el ocio y el trabajo para ir a la caza de nuevas parejas sexuales. Sus vidas se convierten en aventuras sexuales perpetuas.

La pérdida de control y la necesidad irresistible y obsesiva de tomar medidas son palabras claves como en todas las adicciones.

Hay tres síntomas clínicos de la sexopatía. El primero es la masturbación compulsiva. En el 70% de las personas afectadas  representa la mayor parte de su actividad sexual. El objetivo no es el contacto con la pareja, sino el componente autoerótico.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

El segundo síntoma es el cambio incesante de parejas sexuales (antes conocido como síndrome de Don Juan).

Y el tercer signo clínico es el mal uso de la pornografía. Una vez más, alrededor del 70% de las personas afectadas por la adicción al sexo la utilizan.
En la actualidad, también estamos asistiendo a fenómenos de cibersexo o sexo online.

La puesta en escena de los actos sexuales ha acompañado a la Humanidad desde tiempos remotos. Pero nunca ha sido tan fácil ver todas las formas y posibilidades de la actividad sexual como en la actualidad. Los sitios pornográficos son los más visitados en Internet y hay que subrayar que alrededor del 80% de los consumidores de pornografía tiene ningún problema con el “consumo”. Usan la pornografía como la televisión, de modo bastante sencillo y sin inhibiciones.

La visita de estos sitios es mucho más problemática o claramente difícil para otras personas ajenas al a pornografía. Otra característica de la sexopatía es que las personas que sufren de adicción al sexo no experimentan la verdadera satisfacción.

¿Cómo entender a un sexópata?

Qué es ser sexópataHay diferentes maneras de abordar esta cuestión. Una de ellas es verla como una adicción. Y de hecho, si tomamos la definición de “adicción” como un trastorno caracterizado por la incapacidad repetida para controlar el comportamiento, a pesar de sus consecuencias negativas (físicas, psicológicas, familiares profesionales, sociales y otras), no se puede negar que la sexopatía cumple los criterios descritos, y que la mayoría de los signos y síntomas se corresponden.

Pero también hay diferencias. Actualmente no hay ninguna descripción de un síndrome de abstinencia y la tolerancia, como el síndrome, es menos marcada que en otras adicciones.

Otro enfoque es entender la sexopatía como un trastorno compulsivo, como la compra compulsiva, por ejemplo.
Una tercera manera de entender un sexópata sería verlo como un trastorno del impulso.
Es probablemente una mezcla de los diferentes aspectos con un aspectos adictivos predominantes.

Las consecuencias de la sexopatía

SexopatíaLas consecuencias de la sexopatía siguen siendo tabú. La sexopatía provoca muy rápidamente un fuerte sentimiento de culpa y vergüenza. La desesperación puede llevar a la persona a la depresión o  incluso al suicidio.

Es imposible (o al menos muy difícil) convivir con un sexópata. Los problemas de pareja rápidamente se convierten en insuperables y con frecuencia la ruptura resulta inevitable.

La sexopatía puede ser costosa y arruinar económicamente a la persona afectada.

Problemas de salud tales como las enfermedades de transmisión sexual o derivados de  la negligencia en el estilo de vida también se producen con frecuencia. A menudo, la sexopatía se acompaña de otras adicciones, como el abuso del alcohol o el abuso de tranquilizantes y pastillas para dormir.

Entonces, ¿podemos hacer una distinción entre el deseo y la necesidad, incluso la necesidad irrefrenable?

Lo que define la adicción es, de hecho, la compulsión. La persona dependiente trata de resistir a sus deseos pero no puede. Se siente habitada por una fuerza que le obliga a hacer ciertas cosas. Y allí, en efecto, no estamos en el registro del deseo, sino en el  de la necesidad. Y una necesidad que está en contra de la voluntad consciente del individuo.

Tratamientos para sexópatas

SexópatasEn los EE.UU., la sexopatía se trata en clínicas especializadas. En Europa, los primeros contactos son con el médico general y el psiquiatra. Es raro que el primer motivo de consulta sobre el tema sea precisamente la “sexopatía”. La primera razón suele ser un episodio depresivo, un intento de suicidio, otra adicción o incluso una enfermedad sexual.

A menudo, detrás de la sexopatía hay una ansiedad que hay que tratar. Los afectados llegan a las consultas bien porque sus parejas les obligan o porque toman conciencia de que no tienen la posibilidad de trabajar y vivir con normalidad porque a la primera de cambio se distraen con cuestiones de tipo sexual. Por un sexópata es importante enseñarles a manejar su estrés y sus emociones, por ejemplo, recurriendo a técnicas como la relajación o la hipnosis. Pero también es importante no descuidar la medicación en los casos en que sea necesaria.

¿Cómo funcionan los tratamientos para sexópata? ¿Cuánto tiempo para sanar?

Sí, funcionan bien, pero la verdadera pregunta, como siempre  es si la persona afectada está realmente convencida de querer abandonar su adicción. Esto quiere decir que podemos ponerlos en marcha y ayudarles dándoles las herramientas y los recursos para hacer que funcionen, pero el resultado va a depender de ellos.

Y si no hacen nada para resolver el problema, podemos recurrir a todas las técnicas de hipnosis. En general, esto sigue siendo parte de lo que se llama la terapia breve – es decir, menos de 10 sesiones -. El objetivo es enseñar al paciente a hacer auto-hipnosis para que siga solo su tratamiento.

¿Los sexópatas vuelven a la sexualidad normal?

Depende de las circunstancias. Si están con alguien que les alivia, les da confianza, con quien se divierten puede ir por buen camino. Sin embargo, si están con personas que les echen en cara su pasada adicción y la utilicen como excusa cuando no deseen tener sexo, podría haber un  problema.

El papel de la pareja del sexópata

Pareja de sexópataLa pareja del sexópata juega un papel clave en el mantenimiento y fortalecimiento del sistema adictivo. En primer lugar por su negación de la situación. Muy a menudo el co-adicto se niega a seguir su inconsciente. Él / ella omite las dudas y sospechas que le acosan aun cuando la evidencia de la conducta adictiva parece obvia. Al igual que el sistema de creencias sesgadas del adicto, el co-adicto agiliza los acontecimientos y comportamientos para mantener sus ilusiones.

El co-adicto también puede reforzar la sensación de debilidad, vergüenza e indignidad del adicto culpándolo, para ocultar sus propias vulnerabilidades. Del mismo modo, todas las estrategias de vigilancia y control implementadas por el co-adicto refuerzan al adicto en su impotencia por controlarse a sí mismo.

A menudo, el comportamiento del co-adicto tiene su origen en el temor de enfrentar el dolor que representaría abandonar la idealización del otro. A veces también es una manera de evitar el riesgo de perderlo.

El co-adicto también mantiene la idea de que  no debería contar con su pareja para satisfacer sus “necesidades” sexuales. Y cultivar el secreto en torno a la conducta adictiva de su compañero/a. Perpetúa el mito de que va a encontrar una solución o que el problema se puede resolver sin ayuda externa. Muy a menudo, los fracasos conducen a fortalecer aún más el comportamiento adictivo en lugar de cuestionarlo.

Dominique Strauss-Khan (DSK) y la imagen del sexópata

Tratamiento para sexopatíaUna vez más, no es realmente en los criterios clínicos, sino en la imagen social donde reside el juicio que los demás hacen sobre nuestra sexualidad. La literatura nos ha dejado personajes míticos que representan a grandes seductores como  Don Juan o Casanova.

Son  hombres que realmente tienen una necesidad casi “enfermiza” de seducir, de agradar, de sentirse vivos. Y pueden tener una gran necesidad de calmar una energía sin límites a través de la sexualidad, pero no siempre la seducción irá acompañada de sexo.

¿Puede esto conducir a un comportamiento agresivo?

No, exactamente. Y para mí, lo que es importante en el caso DSK es lo que diferencia la adicción de lo que se trata de una violación o agresión. Debido a que los violadores no son sexópatas. Este no es el mismo registro en absoluto. En la seducción no crece la agresión.

A veces, por supuesto, es una línea muy fina la que separa ambas cosas, en la medida en que un hombre en una posición de conquista se halla predispuesto a una acción “agresiva” y penetrante. El hombre conquistador tiene un poco de lado guerrero. Pero se mantiene en la conquista. Desde el momento en que hay una  agresión, estamos totalmente en otro registro.

Si quiere ahondar más en el tema, le recomendamos la lectura de estos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujer

El mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

El Perfecto Amante

como ser un buen amante

Este libro contiene mucho más que el hecho de hacer bien el amor a la mujer. Contiene como tener una pareja para toda la vida!

sexualidad

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *