Todo sobre la sexualidad masculina, femenina y en la pareja

Sexualidad

SexualidadLa sexualidad se refiere al conjunto de comportamientos con respecto a la vida sexual (deseos, placeres, frustraciones). Muchos aspectos entran en juego y a veces en conflicto: el placer, la procreación, la salud, así como los aspectos relacionales, tabúes sociales, legales, morales y factores relacionados al comportamiento de cada persona.

El descubrimiento de la sexualidad

Es sobre todo el descubrimiento de su propio cuerpo. En los hombres, el sexo a menudo comienza con el descubrimiento del placer en solitario. Para un niño, descubrir la masturbación se da con facilidad, él puede ver su sexo, tocar y observar las erecciones.

Se dará cuenta de que este contacto es agradable. Así que los hombres descubren pronto las caricias auto-eróticas. En las mujeres, el camino hacia este descubrimiento es a menudo más complejo debido a que el sexo femenino es menos evidente, está más oculto.

Sexualidad masculina y sexualidad femenina

El ciclo sexual del hombre que conduce al orgasmo (excitación, la erección, la eyaculación) es más rápido que el de las mujeres (excitación, lubricación, orgasmo). En los hombres, un área localizada de la excitación sexual suele ser suficiente para dar lugar al placer, a diferencia de la mujer que necesita todo su cuerpo erotizado para sentir excitación.

Sexualidad, para un buen sexo

La sexualidad es el lugar de encuentro esencial para la armonía de la pareja. El sexo es satisfactorio y un premio para la pareja.

La monotonía es, sin duda, uno de los mayores peligros de la pareja. Además, después de un cierto número de años de vida, el hombre y la mujer deben cultivar su relación para evitar que su sexualidad no se hunda en la monotonía y evitar “el sueño sexual.” Cultivar el erotismo diariamente para mantener el deseo sexual, no censurar sus fantasías, variar los lugares y posiciones le ayudará a mantener el deseo en la pareja.

Además, no debe considerar el orgasmo como el único propósito de la sexualidad. Los preliminares son parte del sexo. La sexualidad no puede ser completa sin ellos.
Por último, si hay un ámbito en el que el ser humano puede y debe aceptar perder el control de su cuerpo, es el de la sexualidad. Un buen sexo implica auto-entrega, tanto mental como física (respetando la voluntad de su pareja).

Los secretos para una sexualidad plena en la pareja

Sexualidad en la parejaEs hora de olvidar restricciones, resentimientos, frustraciones, hábitos. Para escribir una nueva página de su historia personal más feliz, más libre, más sensual, más creativa. ¿Qué es el buen sexo? Hay una respuesta a esta pregunta.

Es la sensación que nos da la impresión de estar realmente vivos. Debido a que la sexualidad es energía y auto-expresión.

Hay una manera divertida y creativa de satisfacer su deseo y placer, a partir del conocimiento de todo lo que puede bloquear su ímpetu. De acuerdo a los especialistas, los miedos, las creencias, las inhibiciones, la pereza y la rutina son enemigos del placer. También afirman que sin imaginación fértil y sin un cuerpo abierto y receptivo, la sexualidad se reduce a un acto mecánico.

Sexualidad femenina - Sexualidad masculina

Cierre los oídos para las pequeñas voces internas que indican que estas afirmaciones de los especialistas están equivocadas. No se sigue religiosamente las recomendaciones de los expertos, pero al menos deben considerarse como una posibilidad.

Dolto dio una hermosa definición sobre la libertad y seguridad en el aspecto sexual: “La libertad es el festival de la seguridad”.

Relájese realmente

La sexualidad no puede cumplirse sin que la energía sexual fluya libremente. Para ello, es esencial que el cuerpo y la mente se encuentren en estado de receptividad óptima.

Sesión de terapia de relajación

Póngase cómodo (sentado, tumbado, desnudo o vestido). Tome conciencia de los puntos de apoyo de su cuerpo (espalda, nalgas, parte posterior de los muslos, pies, etc.), y luego deje que su respiración se calme. Imagine que cada respiración profundiza la huella de su cuerpo en el soporte (cama, silla, arena).

Para una buena sexualidad, relaje cada parte de su cuerpo

La cabeza

Dese un masaje en el cuero cabelludo sobre la frente y la cara, cepille las cejas con sus dedos, mueva su mandíbula y los labios. Sin tratar de nombrarlos, imagine que recoge todos los pensamientos perdidos que giran en su mente y vacíelos de la cabeza hasta que se sienta ligero.

El área cuello-hombro-brazo-mano

Relaje los músculos de su cuello y el cuello (moviendo la cabeza si es necesario), relaje los brazos. Sugerencia. Exhalar aire con fuerza al realizar ejercicios ayudará a relajar mucho mejor los músculos.

El área del pecho

Suelte los músculos de su pecho y espalda superior, como abrir una ventana para dejar entrar el sol. Ventile el corazón y los pulmones a través de una respiración amplia y fluida. Esta zona está simbólicamente vinculado a los efectos del amor. Aquí se reúnen las emociones y pensamientos que propician una buena relación sexual.

El área del abdomen

Relaje los músculos abdominales y los de la parte inferior de la espalda.. Imagine que sus intestinos se relajan y se vuelven suaves. Esta parte del cuerpo está relacionada con nuestra identidad, nuestros recursos, nuestra confianza. Reúna sus complejos, sus dudas, sus frenos y expúlselos al exhalar.

El área de cadera, pelvis, pierna y pie

Libere toda la parte inferior del cuerpo, los genitales, los músculos de la pelvis y los dedos de los pies. Esta parte de la anatomía representa simbólicamente nuestra ancla en el mundo material (placeres, sensorialidad). Reúna los pensamientos que le impidan prosperar en esta dimensión y evacuelos.

Relajación global

Disfrute de la relajación general. Busque un espacio tranquilo e imagine las cosas que lo hacen feliz. Escuche con atención los sentimientos de bienestar que proporcionan un cuerpo y un espíritu apaciguado. Se sugiere hacerlo con regularidad.

Para saber todo sobre la sexualidad en pareja conózcase a si mismo

Todo sobre la sexualidad¿Cómo anda su deseo? ¿Cómo viene su placer? Sin un conocimiento profundo de uno mismo, será difícil de desarrollar plenamente este aspecto de nuestra vida. A continuación intentaremos comprender mejor sus áreas y dar luz sobre esto.

Planifique su película

Sus sueños eróticos son una gran manera de identificar los caminos que conducen al placer y los obstáculos que impiden cumplir sus deseos. Elija un momento de soledad, tranquilo y agradable. Disfrute de una dulce somnolencia, imagine que usted está en frente de una puerta que se abre a “la tierra de la diversión” donde se permiten todas las fantasías.

Visualice sus deseos con el mayor detalle posible. Siéntese en una esquina que le atraiga e imagine a su pareja de manera erótica. Ponga atención en su apariencia, así como en sus emociones y sensaciones. Disfrute de los ingredientes de esta primera reunión (contactos, olores, miradas, caricias) y haga el amor con esa persona de todos los modos que desee, sin censuras ni tabúes.

Luego tome el camino de vuelta y cierre la puerta detrás de usted. Hágase estas preguntas: ¿Qué he aprendido sobre mí mismo? ¿Qué me gustó o que encontré emocionante? ¿Cuáles son mis “frenos”? ¿Qué es lo que quiero cambiar de mi sexualidad y cómo podría hacerlo?. Usted puede hacer una nueva película tantas veces como desee.

Descubra los juegos de agua

Envolvente, relajante, el agua tiene el poder de conectarnos con nuestra “corporeidad global” tranquilizadora. En la ducha, primero vamos a ver correr el agua por su cuerpo, de la cabeza a los pies y a continuación, pondremos atención en el camino que traza.

Luego apunte el chorro, paso a paso, en una parte de su anatomía y céntrese en ella. Todo tipo de imágenes, sensaciones y emociones son bienvenidas. Por último, exploremos en busca de sensaciones agradables, sin limitar las posibilidades.

Alejarse de sus creencias negativas

Creencias limitantes, complejos, prejuicios y malas experiencias. Estos controles culturales o personales son las principales plagas en el área de la sexualidad. Para neutralizarlos es esencial identificarlos. Para ello, por favor coja papel y lápiz. En primer lugar, cierre los ojos, respire profundamente, relaje los hombros y el abdomen.

Escriba en un papel todos los pensamientos negativos que vienen a su mente sobre la sexualidad, la suya en particular, y luego arrójelos a la basura como un símbolo de que se quiere deshacer de ellos. No pare hasta que usted siente que ha vaciado la bolsa.

El informe Hite

El informe Hite es una encuesta a tres mil mujeres y es una visión global del deseo y el placer femenino. El libro nos habla del problema de la ansiedad y los problemas normales de las mujeres pero también puede ser fuente de inspiración y para ayudar a recaudar información.

Las primeras cien páginas dan testimonios de que la masturbación es todavía un tabú para las mujeres. Pero evidencia su conocimiento real de su “esquema de placer.” Por lo tanto, deberían de ser leídos, para cuestionarse el contenido y aplicarlo en su relación con ella.

Cosas que debe saber sobre la sexualidad femenina y masculina

En el área de la sexualidad, recuerda el sexólogo y psicoterapeuta Alain Héril, la proyección es una conducta peligrosa: no dar al otro lo que nos gusta recibir es a menudo la fuente de malentendidos, frustraciones o conflictos.

El lado de la sexualidad masculina

Sin caer en generalidades, los terapeutas sexuales y los investigadores están de acuerdo en reconocer que la sexualidad del hombre está centrada visiblemente en el sexo impulsivo. A partir de estas características, que se modifican posteriormente con la personalidad de cada uno, resultan en comportamientos que pueden provocar malentendidos o conflictos.

Una primera emoción visual es suficiente para poner a prueba lo que desencadena el deseo de tu pareja. Cuando la conducta a menudo esta “centrada en el género” se puede tomar como egoísmo o algún lado primario de la expresión de su ansiedad.

Debido a su producción de hormonas sexuales de manera continua (la testosterona), los hombres tienen el deseo sexual más desarrollado que las mujeres.

El lado de la sexualidad femenina

Conocer esto ahorrará las banalidades de que la mujer más sensual y tierna que el hombre. Pero uno no puede pasar por alto todo la dimensión emocional de la sexualidad femenina. Y su importancia en mecánicas complejas y sutiles de deseo.

Bajo un contexto emocional normal, el deseo de la mujer parece ausente. Por ello puede ser útil examinar el clima relacional y emocional. ¿Cómo se llevan en la intimidad con su pareja? ¿Es lo suficientemente atento para escuchar? ¿Apoya a su pareja lo suficiente?

Un deseo de espejo. Es decir, la tendencia de las mujeres a desear más intensamente cuando se sienten no deseadas. Pero sigue siendo necesario que este deseo se expresa “Yo quiero hacer el amor” y no “Hagamos el amor”. ¿Comprende el mensaje?

Una diferencia entre el orgasmo masculino y femenino. Al llegar al clímax del placer no es necesariamente una señal de que el disfrute sexual fue el esperado. Es más amplio que una satisfacción física, mental y sensual. Es el resultado de un abandono total del cuerpo y la mente.

Sexualidad en la pareja, encontrar las palabras adecuadas

La frase de que las heridas y el silencio son palabras que inflaman es cierta. La comunicación es fundamental en la sexualidad. Usted puede incluso inventar un lenguaje sexual pero respetando ciertas reglas.

Elegir el momento adecuado

Para expresar sus necesidades o deseos mejor opte por empezar con cualquier tema. Ya sea justo antes o justo después del encuentro sexual.

También es mejor renunciar a una cierta solemnidad, la actitud a menudo tiene el efecto de poner la otra persona a la defensiva. Lo ideal es disfrutar de un momento de complicidad, compartir e intercambiar ideas para que la conversación sobre el tema de la intimidad en una cena o a solas sea beneficiosa para ambos.

Saber cuándo decir “sí” y “no”

Decir “no” sin agresividad y sin miedo es la mejor manera de afirmar su posición. Si por miedo a perder a su pareja usted se inclina a favor de un “sí” contra el corazón que quiere decir “no”, entonces debe considerar hablar sobre esta disyuntiva con su pareja. Recuerde que dar un “sí” cuando uno no quiere siempre se termina pagando caro.

Haga su reporte sexual

Para el desarrollo de su relación íntima es mejor tener un diálogo sin resistencias. Esto evita largas listas de ácidas quejas o silencios de frustración y malentendidos. Introducir el siguiente ejercicio es una manera divertida de invitar a su pareja a una pequeña “lluvia de ideas eróticas.” Por favor, en una hoja de papel dibuje tres columnas y en la parte superior de cada una coloque las palabras, “stop”, “todavía”, “ahora”.

Columna “stop”: escriba, con ejemplos concretos y específicos, lo que debe desterrar de su intimidad sexual y en el comportamiento de su pareja.

Columna “todavía”: escriba todo lo que le gustaría que su pareja siga haciendo. No sea tacaño con los detalles y cumplidos.

Columna “ahora”: escriba una lista todos los cambios que desea que aparezcan en su vida privada (seducción, deseo, placer). Déjese inspirar, no se censures. Tras la finalización de la redacción, lean el reporte de cada uno antes de comenzar con el sexo.

Algunos esfuerzos antes del placer

La confianza en su cuerpo y liberar la mente es un requisito para que el encuentro sexual sea una fiesta. Con un pequeño calentamiento arderemos de placer.

Para mejorar la sexualidad masculina

Entrenar tu pelvis

El objetivo: ayudar a controlar su eyaculación sin generar estrés o híper-control
Sexualidad masculinaComience por la reducción de la presión respirando con el vientre. Coloque una mano en el abdomen inferior, inhale por la boca hinchando el abdomen y exhale luego. Entrénese varias veces al día hasta que esta técnica se convierte en natural.

En posición vertical incline los glúteos hacia atrás y hacia adelante y repita este movimiento moviendo los hombros lo menos posible. Practique este movimiento hasta que lo haga sin problemas.

Combine estos ejercicios: inhale por la boca, incline los glúteos hacia atrás, exhale, vacié el estómago e incline la pelvis hacia adelante.

Considere realizar esta gimnasia con dedicación (por ejemplo, por la mañana después de la ducha). En el momento de las relaciones sexuales cuando se sienta a punto de ser abrumado por la eyaculación, realice la respiración del vientre con la inclinación pélvica.

Controle su poder

El objetivo: controlar su energía para poder tener varias erecciones durante el sexo.
Acuéstese cómodamente, cierre los ojos y practique varias respiraciones abdominales (inhalar por la boca a través del abdomen y exhalar), sentirá que la energía irradia por todo el cuerpo. Una vez que esté relajado, imagine que usted está en un lugar agradable, con la pareja que quiera. Comience a hacer el amor.

Sienta y visualice la escena del disfrute. Usted le hace el amor a ella, seguro de su erección, seguro de su poder. Ella va a tener otro orgasmo, que esto no lo desestabilice. Usted lleva a cabo la erección sin esfuerzo. Usted disfruta visualmente la expresión del disfrute de ella. Usted vive detalles visuales claros y precisos de la escena.

Al hacerlo se dará cuenta de que puede lograr el orgasmo de su pareja sin estrés. Cuando regrese a la realidad visual, sentirá haber experimentado el control de su erección de manera sólida e inquebrantable. Repita este ejercicio con regularidad, hasta que haya mejorado su confianza.

Para mejorar la sexualidad femenina

Entrenar su yoni

El objetivo: controlar su energía sexual para distribuirla mejor por su cuerpo.
sexualidad femeninaSegún el Tantra, el yoni (‘la vagina’) utiliza la energía del yang del hombre para nutrir el yin de la energía de las mujeres. Acuéstese boca arriba, con las piernas dobladas, relaje el abdomen y respire con tranquilidad. Realice contracciones como lo hace durante su micción. Luego imagine que la están penetrando, relájese y recuerde una escena de sexo. Experimente el placer de su presencia, su volumen y su calor. Su yoni está vivo y activo.

Simular el orgasmo

El objetivo: estimular y exteriorizar.
Ubíquese en un lugar cómodo en donde no sea molestada. Externalice los signos de placer (tensión corporal, los movimientos de la pelvis, gemidos, gritos) déjese llevar por el juego sin censura, como una actriz lo hace en una escena erótica. Durante el sexo, desencadene esta simulación para la búsqueda de placer. Verá que es estimulante para su pareja y para usted.

Respire partículas de placer

El objetivo: elaborar un nuevo mapa de sus zonas erógenas.
Relájese de pies a cabeza y luego juegue con el aire a su alrededor y las miles de partículas luminosas con sabor a placer. Inhale profundamente y absorba las partículas no sólo a través de la nariz, sino también por todos los poros de su piel.

Con cada respiración se está integrando más cada momento al placer, continúe esta respiración alegre y sensual elevando gradualmente su atención en las áreas de placer. Haga esto con todo el cuerpo mientras lo visualiza. ¿Ahora tiene planes para disfrutar de estos nuevos sentimientos de placer a través del sexo?. Póngase en sintonía con su cuerpo y la experiencia que acaba de vivir.

Para una sexualidad plena juegue con sus hormonas

Sería una pena no aprovechar los efectos beneficiosos que pueden tener nuestras hormonas en el deseo sexual.

La magia del ciclo

No hay que confundir la duración de las reglas con el tiempo de ciclo entre el inicio de la menstruación y más allá. Durante la misma, los ovarios y los genitales cambian bajo la influencia de las hormonas (estrógeno, progesterona). La ovulación ocurre generalmente a la mitad del ciclo (el ciclo es aproximadamente de veintiocho días), es decir, entre doce y catorce días antes del comienzo de las siguientes reglas.

En el momento de la ovulación la libido femenina registra un pico. Fisiológicamente, el cuerpo facilita la lubricación. Es un ciclo natural que tiene por finalidad asegurar la supervivencia de la especie. Si quiere disfrutar de esta época de abundancia hormonal, puede observar de antemano su periodo de ovulación para estar lista cuando llegue el momento. También se constató que durante este ciclo las mujeres son sexualmente más activas y más propensas a tomar la iniciativa.

Justo antes de la menstruación. El aumento de la vascularización tiene un efecto de riego en los genitales haciendo que las sensaciones al contacto sean más intensas. Muchas mujeres también dicen sentir una emoción difusa.

¿Y los hombres? Si bien secretan testosterona (hormona sexual masculina) de forma permanente, no están sujetos a las mismas fluctuaciones de las mujeres. Dicho esto, sus erecciones matutinas y nocturnas (debidos a la oxigenación de los cuerpos cavernosos) son como mini-ciclos.

Las moléculas de la euforia

¿Usted sabe los nombres de estas moléculas? Probablemente de otro modo. Por ejemplo, luliberin (búsqueda de sensaciones placenteras), oxitocina (sensación de confianza), las endorfinas (Wellness), dopamina (estado de ánimo), feniletilamina (estimulación). Estas moléculas son neurotransmisores que se producen a lo largo de nuestras vidas en diversas situaciones, físicas y relacionales.

Para aprovechar los efectos positivos no hay necesidad de usar suplementos dietéticos u otros dopantes químicos, todo se da naturalmente. Promover el deseo sexual y la búsqueda de placer puede causar indirectamente la producción de estas moléculas.

Opte por las actividades físicas que relajan y mantienen en forme: natación, caminar a paso ligero, andar en bicicleta, correr. El esfuerzo debe extenderse y proporcionar placer (endorfinas).
Tome baños de luz durante al menos veinte minutos cada día (serotonina, dopamina), pero evite la exposición prolongada a la luz solar.

Besarse, tocarse y masajearse fuera del contexto sexual también es beneficioso. Esto sirve para reducir el estrés y avivar el deseo del contacto con otros (oxitocina).

El chocolate Crunch, también puede hacerle sentir un poco de emoción (luliberin, adrenalina).

Salir de la rutina de la sexualidad en la pareja

Siempre los mismos gestos, las mismas palabras, los mismos escenarios. Son señales de que la rutina está disminuyendo el deseo. En primer lugar aprenda a identificar lo que es común en su relación de pareja y desarrolle una mayor creatividad.

Localice su escenario de ensayo sexual

Comience preguntándose acerca de su rutina personal:

Solo: Elija un momento de relax en el que esté en buena disposición emocional hacia su pareja. En una hoja de papel, escriba detalladamente el escenario del ensayo sexual (tiempo, lugar, posiciones, caricias, etc.). Usted, al menos inicialmente, desarrolle planes alternativos, la incorporación de sus deseos, sus ideas e inspiración. Esto permitirá que usted tome responsabilidad en la relación.

En dúo: El calor compartido, la relajación de la mente, la relajación del cuerpo. Estos factores crean una nueva energía en la relación. Si se ponen en práctica, las críticas y las tensiones serán menos comunes, podrán dejarse llevar fácilmente por el deseo y pasarán buenos momentos juntos. Este espíritu de colaboración cómplice harán que usted y su pareja sobrepasen los límites de lo que se considera común en su relación. No lo olvide: son socios, no adversarios.

Pelearse

¿Sabía que es necesario expresar una agresión sexual saludable para alimentar el deseo y aumentar la diversión? Pero cuidado, la agresión sexual no significa violencia. De lo que estamos hablando aquí es de las ganas de estar en contacto y entregarse.

Aquí algunas ideas desafiantes: un juego travieso con la piel, una pelea de almohadas o una simulación de que buscan una lucha. Lo importante es permanecer unidos. Plante su mirada en la de su pareja, haga gestos, contorsiones, deje que su cuerpo se exprese felizmente.

Juega el Rey y la Reina

Innovar, inhibir, aprender a dar y recibir, éstas son las experiencias a los que invita este juego inspirado en el Tantra. En la tradición tántrica, yang es el hombre, yin, la mujer.

Reglas del juego

La pareja se pone de acuerdo para elegir quién será el rey (yang) o reina (yin) en una noche (o por la tarde o la mañana, todo depende del estado de ánimo y disponibilidad). A cada uno se le asignará una noche de reinado, durante la cual tendrá el derecho y el deber de pedir a la otra todo lo que quiera en el ámbito sexual.

Estas peticiones deben tener el consentimiento de la pareja (no se trata de usar el juego para forzar). El rey o la reina previamente decidirá la ubicación, decoración y el menú erótico detallado. Primero déjese llevar por sus deseos y luego formule claramente (quizás señalando) lo que quiere que su pareja haga por usted.

Renueve su cerebro

La reacción de nuestro cerebro a la estimulación erótica está grabando. A las parejas que llevan bastante tiempo de relación les basta con lanzarse una mirada o tocarse de alguna manera especial para enviar un mensaje sexual.

Pero la otra cara de esta moneda es la habituación. La repetición debilita sensaciones. Lo que da sentido a la frase “la hierba es más verde en otro lugar”. En realidad, no es más verde, es la novedad generada por un estímulo más fuerte. Solución: tenemos que aprender a engañar de vez en cuando a nuestro cerebro, para hacer que aquello que es común parezca una nueva experiencia. Aquí algunas sugerencias:

Cambio de perfume: Deje a su paso (pelo, cuello, pecho hueco y riñón) aromas originales.

Cambio de imagen: Disfrute sus fantasías para que emerja la persona que usted es realmente.

Varíe el contacto: Juegue con sus personajes internos y deje que se expresen libremente.

Para una buena sexualidad cultive su erotismo

Para explorar, vibrar y fantasear juntos, es necesario mantener un erotismo singular: El suyo. Para ello, deberá informarse y aprovechar los recursos personales.

Misión Información

Conozca su anatomía y la de su pareja. Aprenda los mecanismos de la sexualidad humana es una condición necesaria para el desarrollo de su cultura erótica. Hacer el amor en formas creativas no se decreta, se aprende.

Misión inspiración

La literatura, el cine, la pintura, la escultura, la fotografía. El erotismo siempre ha sido una fuente de cuestionamiento e inspiración para el hombre. ¿Por qué el abandono de este lado de la cultura que nos enriquece tanto intelectualmente como emocionalmente y que además nos devuelve nuestra imaginación personal? Si no la ha utilizado, trate de mirar a los frenos (pereza, prohibición, etc.) que le impiden explorar este universo sensual y sexual.

Que se diviertan juntos

Si entendemos el erotismo como el arte del amor, entonces nos daremos cuenta que esta es una forma de pensar que se construye y crece día a día, con la curiosidad, la complicidad y la receptividad.

¿Por qué no reinvertir tiempo juntos en los placeres de la vida cotidiana? Tomen un baño o ducha, duerman desnudos y entrelazados, cocinen juntos, hagan picnics nocturnos, caminen en silencio juntos. Aprovechen para aclarar asuntos pendientes.

Con lo mencionado, las parejas aprenden a llevarse mejor, viven el momento de intimidad a plenitud y logran que el sexo sea más duradero, para disfrute de ambos.

Para ir más lejos, les recomendamos la lectura de esos dos excelentes libros:

Cómo Ser El Mejor Amante Que Ella Haya Tenido

como bien hacer el amor a una mujer

El mejor amante no es el más guapo, ni el que tiene un pene más grande… Descubra quién es.

sexualidad

Buena En La Cama – Consejos Sexuales Para Volverlo Loco

como hacer bien el amor a un hombreA la cama es donde el hombre la quiere llevar, si logra que no quiera irse, lo tendrá siempre con usted

sexualidad

 

Add Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *